DESTACADA INFORMATIVAS

Los prófugos de la justicia vinculados a Pedro Castillo y al Gobierno

Exministro Juan Silva se suma a esta lista que incluye a Fray Vásquez, sobrino del presidente, Bruno Pacheco, exsecretario de Palacio, y a miembros de Perú Libre vinculados a ‘Los Dinámicos del Centro’ y a ‘Los Tiranos del Centro’.

“A buen recaudo”. Pacheco, Vásquez y Silva, piezas claves del tinglado corrupto que salpica al presidente Castillo (Imagen: Vigilante/Jorge Ramírez).

El exministro de Transportes Juan Silva Villegas se sumó a la lista de prófugos de la justicia vinculados a Pedro Castillo Terrones y a su gobierno, cercado por denuncias de corrupción, por las que busca evitar ser investigado a toda costa. El presidente y su entorno acumulan 12 carpetas fiscales en 10 meses de gestión.

Al igual que el jefe de Estado, el extitular del MTC es investigado por colusión y organización criminal por el caso puente Tarata, referido a la presunta organización criminal en este sector dedicada a direccionar obras públicas y cuyo cabecilla sería el propio mandatario, según la tesis fiscal.

El último 6 de junio, el Poder Judicial ordenó la detención preliminar de Silva, pero la Policía no lo ubicó, pese a que se supone lo tenía vigilado, al menos, desde el 27 de mayo pasado, a pedido de la fiscalía. Según el abogado del exministro, su cliente está a “buen recuado”.

La presidenta del Congreso se pronunció así sobre el caso de Silva.

Hay algo que no cuadra en la versión oficial de la Policía, que en un comunicado afirma que desde 27 de mayo no lograron ubicar a Juan Silva para la videovigilancia, pero el 1 de junio el exministro estuvo en los estudios de radio Exitosa, donde dio una entrevista que duró casi una hora. Ese mismo día estuvo en el set de ATV, para otra entrevista. ¿Cómo pueden decir que no lo pudieron ubicar?

Así, mientras la Policía no lo “ubicaba”, Silva se paseaba por distintos medios de comunicación para negar los cargos que lo señalan como el operador de la mafia para la adjudicación de millonarias obras públicas a empresas, entre ellas las chinas.

Decía también que no había pruebas que lo vincularan con el detenido empresario Zamir Villaverde, y negaba que este le haya entregado “100 mil grandes”, como lo declaró un colaborador eficaz.

Además de Silva, están prófugos de la justicia otras dos piezas claves de la trama de corrupción detectada en el MTC. Uno es Fray Vásquez Castillo, sobrino del presidente Castillo e investigado por colusión agravada, tráfico de influencias y organización criminal por el caso Puente Tarata. Acá detallamos la vida y milagros de este oscuro personaje de la familia presidencial.

Vásquez fue incluido el 31 de abril en la lista de los más buscados del Programa de Recompensas del Ministerio del Interior (Mininter), sin ningún éxito hasta la fecha. Además, es imputado por lavado de activos debido a sus nexos con Villaverde y sus negocios. Sobre Vásquez pesan 36 meses de prisión preventiva. Su abogado también dice que está “a buen recaudo“.

Otro prófugo conocido del gobierno es Bruno Pacheco, exsecretario de Palacio investigado por organización criminal, lavado de activos, patrocinio ilegal y abuso de autoridad por los casos Puente Tarata, los ascensos en FFAA y las presiones al jefe de la Sunat. Fue un hombre del entorno más cercano del presidente. Ahora pese sobre 36 meses de prisión preventiva, pero sigue en la clandestinidad. 

William Paco Castillo, exabogado de Pacheco, dijo que el exsecretario de Palacio tiene pruebas fehacientes de incriminarían directamente al mandatario en los hechos de corrupción investigados en el MTC, pero se ha negado a colaborar con la justicia y permanece en la clandestinidad.

Otro sobrino del presidente investigado por colusión agravada, tráfico de influencias y organización criminal por el caso puente Tarata es Gian Marco Castillo, quien también estuvo prófugo hasta que el Poder Judicial le varió la orden de prisión preventiva por la de comparencia con restricciones.

Los ‘Dinámicos del Centro’

Aunque no son parte del círculo de confianza del presidente Castillo, sí lo son del partido de gobierno y de su dueño, Vladimir Cerrón, quien tiene una fuerte influencia en Palacio, como se ha evidenciado en el reparto de ministerios en estos 10 meses de gestión.

Tres de los cuatro investigados en el caso ‘Los Dinámicos del Centro‘, vinculados a Perú Libre y a la gestión como gobernador de Cerrón, fueron capturados luego de estar incluidos en la lista de los más buscados. Solo sigue prófugo uno, Francisco Muedas, exfuncionario de la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones de Junín.

Arturo Cárdenas Tovar, alias ‘Pinturita’, dirigente de Perú Libre y hombre de confianza Cerrón, estuvo prófugo desde 6 de octubre del 2021 hasta el 4 de abril de 2022, cuando fue capturado. Hoy cumple 36 meses de prisión preventiva. 

La fiscal anticorrupción Vanessa Díaz sostiene que ‘Los Dinámicos del Centro’ son una organización criminal presuntamente conformada hasta en cuatro niveles. “En el primero está Vladimir Cerrón en condición de líder, Arturo Cárdenas Tovar en segundo nivel, hombre de enlace de la organización, y luego se bifurcan en dos: uno en la actividad criminal referida al tráfico de licencia de conducir y en paralelo a la contratación de personal”, señala la magistrada.

El mismo día que cayó ‘Pinturita, ’Waldys Vilcapoma, también dirigente de Perú Libre, fue capturado. Durante la intervención trató de deshacerse de un celular lanzándolo a un inodoro, pero la Policía logró recuperarlo. Hoy cumple 36 meses de prisión preventiva.

Eduardo Reyes Salguerán, exfuncionario del gobierno regional, fue capturado el 25 de abril de 2022 en virtud a la orden 36 meses de prisión preventiva que pesa sobre él. Reyes estuvo a cargo de la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones del Gobierno Regional de Junín (DRTC-GRJ) entre los años 2020 y 2021, y según la fiscalía, era “colaborador” de ‘Los Dinámicos del Centro’.

‘Los Tiranos del Centro’

Esta es otra mafia vinculada a Perú Libre operaba en Huancayo, la capital de Junín. Desde febrero de este año, hasta abril pasado, dos miembros de Perú Libre vinculados a esta sindicada organización criminal que cobraba cupos a comerciantes, estuvieron prófugos de la justicia.

Uno de ello fue el suspendido alcalde de Huancayo, Henry López Cantorín, sentenciado en agosto del 2019 por el delito de negociación incompatible; el otro era Juan Carlos Quispe, alcalde provincial encargado.

López Cantorín estuvo prófugo un mes y se entregó a la justicia en abril, luego de que se sustituyera la orden de detención preliminar por la de impedimento de salida del país por seis meses.

Quispe también se entregó ese mismo mes y semanas después, fue premiado por el gobierno de Castillo, junto a otras autoridades, con el Premio Nacional “Sello Municipal Incluir para crecer. Gestión local para las personas”.

Lee también:

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar