Fecha: 22 Junio, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.802

Fray Vásquez, el ‘sobrinísimo’ que mueve los hilos del poder en las sombras

Redacción Vigilante Publicado 7:06 pm, 23 Marzo, 2022

¿Quién es realmente el sobrino predilecto del presidente Castillo, de dónde salió, a quiénes frecuentaba, qué hacía antes de tener la llave con acceso directo a Palacio? Esta y otras preguntas abordamos en el siguiente reportaje sobre la vida y milagros de Fray Vásquez Castillo, este personaje de pasado oscuro y futuro incierto.

El presidente Pedro Castillo posa con su sobrino, Fray Vásquez Castillo. Ambos tienen mucho que responder.

El nombre de Fray Vásquez Castillo saltó a las primeras planas casi desde el momento mismo del ascenso al poder de su tío, el presidente Pedro Castillo. Es el rostro visible del núcleo más íntimo del mandatario. No es el único, pero sí el más influyente del clan familiar; tiene acceso directo a Palacio, según diveras versiones, pese a que no tiene cargo público. Tras ocho meses de gobierno, mucho se ha dicho y escrito sobre él.

Hoy Fray Vásquez es investigado por el caso Provías, entidad adscrita al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), donde se ha denunciado la presencia de una mafia para direccionar obras públicas que implicaría al mismo presidente Castillo y a su entorno más cercano; pesa sobre él un pedido para que no salga del país.

Esta semana, tras el allanamiento de un departamento que ocupaba con sus primos en un edificio de Magdalena, se han conocido hallazgos que refuerzan la tesis sobre el poder e influencia que tiene en el gobierno de su tío, como una agenda con actividades que debía cumplir el mandatario, entre otros.

¿Pero quién es realmente Fray Vásquez Castillo, de dónde salió, a quiénes frecuentaba, qué hacía antes de convertirse en el sobrino predilecto del presidente? Esta y otras preguntas abordamos en el siguiente reportaje sobre la vida y milagros de este personaje de pasado oscuro y futuro incierto. Veamos.

Desde recomendaciones laborales en el sector público, pasando por un inesperado cargo en la comisión de transferencia del Ministerio de Defensa, hasta ser el anfitrión de las ahora conocidas reuniones clandestinas en la casa del pasaje Sarratea, Fray Vásquez Castillo es un personaje clave en la historia de movidas, malas designaciones y presuntos actos de corrupción en el gobierno de su tío

En su historia reciente, llama la atención su meteórico ascenso en el poder: de joven emprendedor, dueño de un chifa-pollería en un populoso barrio del Callao, a hombre de confianza del presidente más cuestionado e ineficiente de los últimos tiempos. Precisamente, todo comienza en su concurrido local de la avenida California (Mz. C, lote 11), en el ex Fundo Oquendo, donde en octubre de 2016 Fray Vásquez abrió Kayako, su restaurante que era frecuentado por personajes del mundo artístico con al menos 10 minutos de fama gracias a los escándalos que protagonizaban.

Por Kayako desfilaban sujetos como los raperos Andy V y Luisito Caycho, el cómico Cachay, el payaso César ‘Chacalón’ Mendoza (padre del actor Johan Mendoza, quien se hiciera conocido por interpretar, de niño, al desaparecido cantante Chacalón en su serie biográfica), cantantes de orquestas menores de salsa y de cumbia, conjuntos folclóricos, chamanes, exvedettes, entre otros.

Las malas juntas

Y es en ese momento que la historia de Fray Vásquez se torna, por decirlo de algún modo, tenebrosa. Según fuentes cercanas al sobrino del presidente, más o menos entre el 2018 y 2019, empezó a ser frecuentado ya no solo por exfiguras de la farándula local en desgracia, sino también por prontuariados personajes que veían con buenos ojos el crecimiento de su negocio.

“Kayako tenía buena fama por sus pollos y la comida en general que vendía. Se hizo un lugar muy frecuentado, emblemático en el barrio de Oquendo, que es una zona donde imperan las mafias de extorsionadores y tráfico de terrenos. Es la herencia del desaparecido Cholo Jacinto, quien batuteaba (dirigía) toda esta zona”, nos comentó un experimentado policía del Callao.

Así fue que algunos sujetos vinculados a las mafias de la construcción civil y otros delitos como tráfico de drogas y de terrenos habrían estrechado vínculos con Fray Vásquez Castillo. Es más, según la fuente, el sobrino del presidente les habría facilitado su local para celebrar toda clase de reuniones, no solo familiares, sino también de ‘negocios’.

“Uno de esos sujetos fue el ahora empresario Zamir Villaverde, quien como todos saben, estuvo preso por robo agravado y fue expulsado de las fuerzas armadas por una serie de indisciplinas y delitos. Su amistad con Fray Vásquez comenzó en su restaurante y terminó en Palacio de Gobierno”, relata el agente policial cuya identidad, por seguridad, mantenemos en reserva.

Zamir Villaverde, dueño de la empresa de segurldad Vigarza.

Villaverde ha sido incluido en la investigación que el Ministerio Público abrió (y suspendió inmediatamente) contra Pedro Castillo. También ha sido implicado por la lobista Karelim López, aspirante a colaboradora eficaz, como pieza clave de la presunta mafia enquistada en el MTC. Según una fuente consultada por Vigilante.pe, este empresario, que estuvo preso por asalto a mano armada, apoyó económicamente la campaña de Perú Libre en las últimas elecciones, gracias a su cercanía con Fray Vásquez.

La gran familia chotana

Más allá de la historia del restaurante Kayako —que curiosamente cambió de nombre hace unos meses por el de ‘La Familia 365’— es necesario mirar también el entorno de Fray Vásquez, específicamente a algunos de sus hermanos y primos, que vienen haciendo de las suyas desde que su tío asumió el cargo más importante del país.

De lo que poco o casi nada se ha hablado hasta ahora es del papel de Fray como cabeza de una presunta red de tráfico de influencias, en la que también participarían sus hermanos Jaime y Cledin Vásquez Castillo, su primo Gian Marco Castillo Gómez, y otros parientes y allegados a la familia presidencial. Los tres nombres mencionados ya están en la mira de las autoridades, que le siguen los pasos y movimientos que dan.

Aunque no existe, de momento, una denuncia formal, Vigilante.pe tuvo conocimiento de varios casos de cobro de dinero para reuniones clandestinas con Pedro Castillo, que fueron coordinadas por sus sobrinos pero que no se llegaron a concretar, pese a que sí recibieron los pagos.

“Antes de la toma de mando de Castillo, me cobraron 5 mil soles para reunirme con él, sin celulares, ni micrófonos, ni cámaras, para poder hablar sobre proyectos y posibles trabajos. Yo le pagué a un intermediario, a la mano derecha de Jaime Vásquez Castillo, quien es su chofer y hombre de confianza. Pero nunca se realizó la reunión, y tampoco me devolvieron el dinero. Tengo pruebas, audios, mensajes”, nos contó un dirigente huancavelicano.

Jaime Vásquez Castillo, hermano de Fray, también está implicado en denuncias.

Según el citado denunciante, que por temor a represalias prefiere mantenerse en el anonimato, su caso no sería el único. De hecho, ya viene organizándose con otros agraviados para hacer la denuncia formal ante el Ministerio Público.

“Somos un montón las personas que hemos pagado por reunirnos con (Pedro) Castillo, entre 3 mil y 5 mil soles, por estar con él unos minutos. Somos gente de distintas zonas, muchos apoyamos su campaña. No sé si él está al tanto de eso, pero sus sobrinos y su gente de confianza viene sacando provecho de todo esto. Ahora que Fray está investigado y en la mira de la justicia, esto tiene que salir a la luz”

señala otro dirigente, ex miembro de Perú Libre en Ayacucho.

Así, no sólo es el llamado ‘gabinete en las sombras’, la denunciada mafia en el MTC o las reuniones clandestinas en Breña, también estaría esta red de cobro de cupos y tráfico de influencias encabezada por el ‘sobrinísimo’ del presidente. Todos hechos graves de corrupción que abonan argumentos para una eventual vacancia por incapacidad moral, que se debatirá en el Congreso el 28 de marzo próximo.

COMPARTIR NOTICIA