Fecha: 24 Mayo, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.735

¿Quién es Alejandro Sánchez y qué se sabe de la casa en Asia donde se escondía Fray Vásquez?

Redacción Vigilante Publicado 4:33 pm, 22 Julio, 2022

El prófugo sobrino del presidente Castillo estuvo a punto de ser capturado hace unos días al sur de Lima, pero otra vez fue alertado a tiempo para que pudiera escapar. Vigilante.pe ya tenía información sobre la lujosa guarida donde la Policía lo tenía ubicado, y logró averiguar detalles del inmueble que uno de los empresarios más cercanos al mandatario dice que es suyo, pese a que no hay registro oficial que lo pruebe.

Alejandro Sánchez y la casa Asia, a donde llegó el equipo de investigación de Vigilante.pe.

Del empresario cajamarquino Alejandro Sánchez Sánchez sabemos que es el dueño de la casa de Sarratea, en Breña, que fue el bunker de campaña del presidente Pedro Castillo, que luego, ya en el poder, siguió frecuentando y utilizando como un despacho clandestino.

Ahora se sabe también que en otra de sus propiedades, una residencia de descanso a 100 kilómetros al sur de Lima, en la zona de Pacay Alto, en Asia, construida en tiempo récord sobre un terreno de casi dos hectáreas, se escondía Fray Vásquez, el sobrino de Pedro Castillo prófugo de la justicia desde hace más de 100 días.

El último sábado 16 de julio, la Policía allanó esa casa en Asia, porque luego de un trabajo de Inteligencia confirmó la presencia de Fray Vásquez en ese lugar, pero cuando los agentes llegaron, el sobrinísimo ya no estaba.

Otra vez, alguien le avisó para que escapara, lo que refuerza las sospechas de la Policía de que su sistema de Intelegencia ha sido infiltrado por personajes afines a Palacio, como lo evidenció un reportaje de Vigilante.pe y Panorama.

De hecho, Vigilante.pe ya tenía información desde abril pasado al menos de que el sobrino prófugo del presidente se escondía al sur de Lima y llegamos hasta el inmueble en Asia sin saber de quién era.

Allí detectamos un vehículo blanco de placa D6U893, que luego confirmamos que estaba registrado a nombre de ALDALAB, la empresa de Alejandro Sánchez que se dedica a la venta de insumos médicos.

LA LLAMADA

La molestia por otro operativo fallido se hizo sentir en el equipo integrado por agentes de la Dirección Contra la Corrupción (Dircocor) de la Policía, dos fiscales del equipo especial contra la corrupción del poder y el general PNP Óscar Arriola.

Pero nadie vio venir que un confiadísimo Alejandro Sánchez llamaría por teléfono al general Arriola para reclamarle por el operativo en “su casa”. Fue una confesión de parte, porque hasta ese momento el equipo policial tampoco sabía quién era el dueño del inmueble. Por el trabajo de seguimiento, solo tenían la conformación de que ahí se escondía Fray Vásquez.

Lo curioso es que haciendo una búsqueda de las propiedades de Alejandro Sánchez en registros públicos no aparece la casa de campo en Asia.

La propia confesión del empresario amigo del presidente abre una nueva línea de investigación, pues al señalar Sánchez que se trata de su propiedad, ahora tendrá que explicar qué hacía ahí un prófugo de la justicia como Fray Vásquez.

En la conversación que tuvo con Sánchez, el general Arriola le recomendó que Fray Vásquez y los otros prófugos del entorno presidencial se presenten ante las autoridades.

Voy a conversar con Fray sobre todo porque él está libre, de Fray no sabemos nada, pero en cuanto tenga la oportunidad voy a hablar con él. Después, con el resto yo no tengo absolutamente ninguna comunicación”, le respondió el empresario, con lo que además termina admitiendo que mantiene comunicación con el prófugo.

Vigilante.pe pudo averiguar además que la casa de campo de Asia, supuestamente de Alejandro Sánchez, se empezó a construir entre octubre y noviembre del 2021, y según fuentes, incluso una vez, a fines del año pasado, llegó el propio presidente Castillo con toda su seguridad a la zona, cuando aún no culminaban las obras.

¿QUIÉN ES ALEJANDRO SÁNCHEZ?

El empresario Alejandro Sánchez es natural de Cajamarca. Su rubro de negocios gira en torno a la importación de equipos médicos y construcción de casas antisísmicas mediante la empresa Aldalab S.A.C. No ha tenido ningún cargo público, pero desde la llegada de Pedro Castillo a Palacio, se codea con lo más alto del poder.

La expareja de Sánchez es la congresista cajamarquina Edhit Julón Irigoin, de Alianza Para el Progreso, con la que tiene una hija.

Según contó Sánchez, conoció a Castillo durante la huelga de maestros del 2017, cuando prestó un inmueble para que los dirigentes de la huelga, incluido el hoy mandatario, puedan pernoctar.

Años después, cedió su casa en el pasaje Sarratea para las actividades de campaña del sindicalista chotano. Ya en el poder, Castillo continuó utilizando ese predio para reunirse de forma clandestina con empresarios y funcionarios. Entre ellos, la lobista Karelim López, hoy testigo clave de la fiscalía.

En el marco de la segunda vuelta electoral, Sánchez contactó a inicios de mayo con la Fundación Canevaro, para alquilar el inmueble ubicado entre el Paseo Colón y el jirón Washington. Este luego se convirtió en el local partidario de Perú Libre.

Su lazo con el gobierno es tal que, durante la visita del boliviano Evo Morales, brindó un vehículo de su empresa para que lo trasladara por todo Lima. Tras ello, se conoció que Sánchez ingresaba a Palacio sin registrarse. “No, no han solicitado el registro. He entrado en un vehículo como pasajero junto a los familiares”, contó el mismo Sánchez a la comisión de Fiscalización del Congreso sobre su ingreso irregular al recinto por el cumpleaños de la hija menor del presidente.

Sánchez confesó ante el Congreso que ingresó a Palacio sin registrase.

También se conoció que coordinó una reunión entre un empresario minero y el presidente Castillo. Luego de la cita, le ofreció un negocio a ese representante de la empresa Macusani Yellowcake, en Puno, vinculada al litio.  Por otro lado, también se sabe que le ofreció, en nombre de su amigo Castillo, el cargo de premier al empresario Ricardo Márquez, expresidente de la Sociedad Nacional de Industrias, pero este rechazó el ofrecimiento.

Ante los escándalos de corrupción que vinculan al presidente Pedro Castillo y a su entorno más cercano, Sánchez mantuvo un perfil bajo y sin apariciones en la prensa. Sin embargo, ahora tendrá que responder sobre su llamada directa al general Arriola, la mención que hizo del prófugo Vásquez y porqué en un inmueble que dice ser suyo alojó a este.

LEE TAMBIÉN:

COMPARTIR NOTICIA