Fecha: 22 Mayo, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.721

Castillo coloca a radicales en el Ministerio de Defensa, la DINI y en Gobernanza Territorial

Redacción Vigilante Publicado 6:40 pm, 5 Diciembre, 2022

¿El presidente Castillo esta buscando blindarse colocando en los principales sectores a personajes vinculados a Antauro Humala y el Movadef? A esta ola de designaciones cuestionadas se suma la llegada de Raúl Noblecilla al viceministerio de Gobernanza Territorial y de Virgilio Acuña en el viceministerio de Transporte.

Barrantes y Bobbio son los nuevos jales del gobierno de Castillo. Ambos con relaciones cercanas a Antauro Humala.

El presidente Pedro Castillo está cada vez más acorralado por las investigaciones fiscales por organización criminal y el proceso de vacancia que se impulsa en su contra. Esa sería la razón detrás del nombramiento del nuevo ministro de Defensa, Gustavo Bobbio, una serie de cuestionadas designaciones en la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) y en el viceministerio de Gobernanza Territorial.

Este lunes 5, Castillo designó en el Ministerio de Defensa a Gustavo Bobbio, quien era jefe del Gabinete de Asesores de la DINI. El cuestionado personaje admitió su relación amical con Antauro Humala a quien le brindó “consejos”. Además, dio al menos tres charlas en el Movimiento Nacionalista. Además, En recientes declaraciones, estuvo implicado en el presunto uso fondos de la DINI para pagar una mensualidad a Vladimir Cerrón, quien usaría el código “Montaña”.

Cabe recordar que Castillo armó su coraza chotana en la DINI apenas ingresó al gobierno. Así, colocó a José Fernández Latorre como principal ficha en el ente de Inteligencia más importante del país. Sin embargo, los nexos con corrupción motivaron que la Fiscalía lo incorpore en el caso PetroPerú. Por esa misma investigación se solicitó prisión preliminar. Tras ello, el Ejecutivo decidió separar a Fernández del cargo.

Con la salida de Fernández, la posibilidad de que se coloque a un funcionario que trabaje en la misma línea era una realidad. Así, se conoció que el gobierno designó a Wilson Barrantes como nuevo jefe de la DINI. La trayectoria de este personaje está llena de vínculos con radicales. Por ejemplo, sostuvo reuniones con Alfredo Crespo, abogado del genocida Abimael Guzmán. Además participó en tres conversatorios del Movadef, brazo político de Sendero Luminoso. Además, en una de esas reuniones, Barrantes leyó una carta de Elena Iparraguirre.

“Para mí, no es una amenaza el Movadef, y tampoco es una amenaza para el Estado. Dígame, si en algún lugar del Estado peruano dice que el Movadef es una amenaza. Para mí es una organización que está buscando su inserción en la vida política”, dijo a Sudaca el 25 de julio del año pasado.

En 2016, Barrantes se incorporó a Perú Libertario (hoy Perú Libre), de Vladimir Cerrón, con el objetivo de hacerse con una curul en el Congreso. Sin embargo, no tuvo éxito.

Por otro lado, es preciso mencionar las fricciones entre Barrantes y Bobbio. En 2022, el exjefe de asesores presentó denuncias en contra de Barrantes por corrupción, pornografía infantil y más delitos. Por ello, Barrantes amenazó con “fusilar” a Bobbio. “Voy a buscarlo y va a ver qué le va a pasar. Esto no se lava con una denuncia, se lava con sangre. Él va a aprender a respetar a la gente. Lo voy a querellar, lo voy a ejecutar”, amenazó.

NOBLECILLA TOMA PODER

Otra movida que Castillo realizó es la designación del abogado Raúl Noblecilla como nuevo viceministro de Gobernanza Territorial, principal ente encargada de articular los territorios en conflicto. Este sector tomó un rol importante para la resolución de conflictos mineros que se han agravado durante la gestión de Castillo.

Noblecilla tomó notoriedad trabajando en el despacho del congresista Guillermo Bermejo. Luego se incorporó al partido Todas las Voces, que fundó el parlamentario. Además, tuvo un rol importante en el papeleo que se intentó realizar contra la fiscal de la Nación, Patricia Benavides. Noblecilla presentó una denuncia constitucional en contra de la titular del Ministerio Público por incurrir en una infracción al acusar al presidente Castillo por actos que no permiten la carta magna.

EL OTRO ACUÑA

Otra designación que es cuestionada es la de Virgilio Acuña como viceministro de Transporte. Se conoce que Acuña es un personaje afín a Antauro Humala e incluso le pagó la reparación civil para que consiga su libertad. Además, antes de ser designado, estuvo acompañando al sentenciado por homicidio en su recorrido por diversas regiones del país.

Además, Acuña será investigado por el Ministerio Público por los presuntos delitos contra el patrimonio, en la modalidad de defraudación – estelionato y estafa agravada.

LEE TAMBIÉN:

COMPARTIR NOTICIA