Fecha: 20 Junio, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.81

¿Cómo vota la macrorregión sur? ¿Van por el cambio o por más de lo mismo? 

Gabriela Llontop Publicado 3:43 pm, 8 Febrero, 2023

Durante los últimos 15 años, la macrorregión votó por personajes políticos que tenían la bandera del cambio y de dar mejores condiciones de vida a sus electores al margen del “sistema”. Sin embargo, se debe reconocer que las 7 regiones que conforman la zona son también son responsables de elegir cuadros con representantes cuestionables, decepcionantes y que terminan siendo más de lo mismo.

Durante los últimos 15 años, la líder del partido Fuerza Popular no ha ganado en Arequipa, Moquegua, Tacna, Cusco, Madre de Dios, Apurímac y Puno. Foto: Andina

La imagen de Keiko Fujimori, la lideresa de Fuerza Popular, en la macrorregión sur, integrada por las regiones de Arequipa, Moquegua, Tacna, Cusco, Madre de Dios, Apurímac y Puno, es duramente criticada por las investigaciones que tiene en curso y por los delitos cometidos por su padre cuando fue presidente del Perú. Sin embargo, su figura política no solo resulta poco amable para los ciudadanos del sur por esos dos motivos, sino que también existe una razón más por la que la lideresa naranja cuenta con un fuerte antivoto: representa al sistema, el cual no ha sido grato con ellos durante las últimas décadas.

La macrorregión sur ha sido una de las zonas más desatendidas a nivel nacional. Por este motivo, cuentan con los niveles más altos de pobreza y pobreza extrema, informalidad y desigualdad social. En estas regiones, los ciudadanos se ven expuestos a diferentes riesgos debido a que no cuentan con agua potable las 24 horas del día o, incluso, no cuentan con postas médicas y hospitales bien equipados para tratar diferentes patologías.

El olvido casi sistemático de esta macrorregión provocó que los ciudadanos de estas 7 regiones se encuentren disconformes con las figuras políticas que lideran al país. Entonces, quizás este es el motivo por el cual intentan votar por candidatos a la Presidencia con los que se identifiquen o, en su defecto, por aquellos que no representan al gobierno que no vela por su integridad.

Recordemos que en las elecciones de 2021, Pedro Castillo ganó las elecciones con el apoyo del sur del país. Si bien, en su momento, se creía que este maestro representaba el verdadero sentir de la población, la realidad demostró que no tenía un plan concreto para atender al “pueblo” que lo apoyaba y terminó siendo investigado por la Fiscalía de la Nación por múltiples delitos. A Castillo se suman otros cuestionables personajes que en su momento recibieron un apoyo contundente de esta zona, por ejemplo Walter Aduviri de Puno y Elmer Cáceres Llica de Arequipa.

RECUENTO 

Durante los últimos 15 años, la lideresa del partido Fuerza Popular no ganó en Arequipa, Moquegua, Tacna, Cusco, Madre de Dios, Apurímac y Puno. Solo en 2016, Pedro Pablo Kuczynski logró una importante ventaja en segunda vuelta gracias a que estos 7 departamentos decidieron ofrecerle su voto. En aquella oportunidad, el economista obtuvo el 50.124% de los votos válidos, mientras que solo el 49.876% de la población votó por Keiko Fujimori.

En la segunda vuelta de 2021 ocurrió una situación bastante similar, debido a que la lideresa naranja logró que el 49.875% de peruanos votara por ella, mientras que Pedro Castillo obtuvo el 50.125% de los votos contabilizados. 

¿MOTIVOS?

Para Rober Villalva, experto en comunicación política, estos resultados reflejan un fuerte “resentimiento político, económico y social” debido a que la economía de mercado y las obras financiadas por el Estado no han logrado los mismos objetivos en estas regiones. Por su parte, Paulo Vilca, director del observatorio regional 50+1, asegura que “El voto en el sur es antifujimorista, no solo por Keiko Fujimori, sino por el modelo político y económico al que representa”. 

Esto deja en claro que los residentes de estas 7 regiones están cansados de un modelo económico que nos los ponga como prioridad, sin embargo, elegir cuadros sin preparación técnica y política para representarnos siempre será una mala idea.

LEE TAMBIÉN:

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA