Fecha: 22 Mayo, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.726

En Sarratea sí se direccionaron obras a favor de amigos de Pedro Castillo, según Hugo Espino

Redacción Vigilante Publicado 4:25 pm, 1 Septiembre, 2022

Testigo de la fiscalía revela detalles del direccionamiento de obra en Anguía cuando estuvo presente en la casa de Breña, el mismo día en que el presidente se encontraba en el lugar. Detrás de las gestiones estuvieron el alcalde Nenil Medina y Daniel Obregón, financista de la campaña electoral de Perú Libre y dueño de empresa que logró contrato por S/19.5 millones.

Tanta veces Sarratea. La casa ubicada en Breña pertenece a Alejandro Sánchez, de ‘Los Chiclayanos’.

No queda duda que en el despacho clandestino del presidente Pedro Castillo, la casa de Sarratea en Breña, no solo era utilizada para temas de índole familiar, como intentó excusarse el mandatario, sino que habría sido sede de reuniones donde se repartían obras a personajes que lo apoyaron en la campaña electoral del 2021.

Así lo hizo saber el testigo de la fiscalía Hugo Espino Lucana, durante una declaración en la que refirió que en el citado inmueble, de propiedad del empresario Alejandro Sánchez Sánchez, el alcalde de Anguía, José Nenil Medina, decidió “de manera directa” la entrega del proyecto de construcción de un camino comunal para el distrito, por un costo de S/19.5 millones, al grupo Parasol, empresa de Daniel Obregón Flores, uno de los promotores de la campaña presidencial de Pedro Castillo. Tanto Sánchez como Medina son parte del grupo bautizado como ‘Los Chiclayanos’, que lograron adjudicarse obras en Vivienda.

Yo asistí a la casa ubicada en Sarratea, en Breña, en donde se encontraba Nenil Medina Guerrero, que fue quien autorizó mi ingreso, encontrándolo en un cuarto en el segundo piso. Él me indicó que Pedro Castillo se encontraba en el cuarto piso. (…) Me citó en ese lugar (…) para conversar sobre el proyecto de bicapa, para preguntarme en qué estado estaba y si ya había sido aprobado por el evaluador. Ese bicapa está actualmente en ejecución en el distrito de Anguía. Con respecto a esto quiero decir que, en el tiempo que salió esa obra, se iba a realizar por invitación directa. Y Nenil Medina estaba buscando empresa”, declaró ante la Fiscalía.

El teniente alcalde de Anguía, Carlos Cabrera (centro) con el identificación de la campaña de Pedro Castillo,y el empresario ganador, Daniel Obregón (derecha).

En ese contexto, Espino consulta al teniente alcalde de Anguía, Carlos Cabrera, la situación de la obra. Este respondió que “Daniel Obregón, propietario de una empresa llamada Grupo (Constructor) Parasol, (debía) reunirse con Nenil Medina y conversar sobre la obra. Después de eso, a los dos días, le pregunté a Nenil Medina y me dijo que la obra la iban a realizar ellos, refiriéndose al Grupo Parasol”.

Según La República, el 27 de julio de 2021, Medina ya tenía listo el expediente técnico de la obra, pero no fue hasta el 12 de setiembre que el presidente Castillo se comprometió, durante su visita oficial a Anguía, a transferir fondos para la obra. Finalmente, el 5 de octubre del 2021, Medina dio la adjudicación directa de la obra a la empresa de Obregón.

Los nexos entre Espino, Cabrera y Obregón se pueden comprobar mediante publicaciones que hicieron ambos en redes sociales. Pero eso no es todo, Espino también mencionó la estrecha vinculación entre el exministro Juan Silva y Medina, hoy bajo prisión preventiva de 30 meses.

Otro dato que resultaría relevante para las investigaciones que realiza la Fiscalía es que Parasol ganó una obra adjudicada en Sedapal por 102,2 millones de soles, precisamente cuando el directorio estaba integrado Salatiel Marrufo Alcántara, uno de ‘Los Chiclayanos’.

Declaración de Espino. (Fuente La República)

LEE TAMBIÉN:

COMPARTIR NOTICIA