DESTACADA INFORMATIVAS

¿Por qué el equipo especial de Harvey Colchado está en la mira del gobierno de Castillo?

Desde el Ministerio del Interior intentan desbaratar el grupo policial especializado que trabaja en conjunto con los fiscales que investigan la corrupción en el poder. Su primer logró fue allanar el paso para la entrega de Bruno Pacheco y ahora en el Ejecutivo buscarían evitar que el prófugo Juan Silva haga lo mismo y termine de hundir al mandatario y su entorno.

Colchado aún se mantiene como líder del grupo especializado.

A estas alturas parece evidente que el gobierno de Pedro Castillo buscó colocar a funcionarios en el Ministerio del Interior (Mininter) que calcen con sus intereses vinculados a la búsqueda de los implicados en los casos de corrupción que alcanzarían al mandatario, que incluía el copamiento del aparato de Inteligencia con personajes afines a Palacio.

Vigilante.pe evidenció, por ejemplo, cómo la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) o la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimin) estaban en manos de personas estrechamente vinculados al presidente Castillo.

Pero esta situación tuvo un cambio drástico durante la breve gestión del exministro del Interior Mariano González, quien removió del cargo al jefe de la Dini y por otro lado, a pedido de la Fiscalía, formalizó la creación del Equipo Especial de la Policía Nacional del Perú (PNP), liderado por Harvey Colchado, para que apoye al equipo especial de fiscales contra corrupción del poder, con la finalidad de avanzar con los casos que implican a Castillo y su entorno.

Las primeras decisiones acertadas de González no gustaron nada en Palacio, por lo que Castillo lo destituyó apenas 15 días después de haberlo nombrado y lo reemplazó por Willy Huerta, quien desde un inicio de su gestión evidenció su interés por desbaratar el equipo especial de la PNP.

En ese contexto de incertidumbre, el grupo de Colchado y de fiscales tuvieron su primer logro, al conseguir la entrega del exsecretario presidencial Bruno Pacheco, quien estuvo casi cuatro meses prófugo. Al verse cercado y a punto de ser capturado, el ex hombre de confianza del presidente se puso a derecho y ahora busca acogerse a la colaboarción eficaz.

Tras conocerse la noticia y las primeras declaraciones de Pacheco a la fiscalía, que complican la situación de Castillo, el ministro Huerta remitió un oficio a la fiscal superior Marita Barreto y solicitó el cambio del coronel Colchado para que sea reemplazado por un “órgano propio” de la PNP, “especializado en investigación policial”.

Se aprecia que el nombramiento de la coordinación general con el Equipo Especial de Fiscales Contra la Corrupción del Poder (…) ha recaído en el Director de Búsqueda de la DIGIMIN, el mismo que es un órgano del Sector Interior, extrainstitucional de la PNP; motivo por el cual, se recomienda que dicha coordinación debe recaer en un órgano propio de la Policía Nacional del Perú especializado en investigación policial como es la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (DIVIAC)“, señala el oficio enviado el 27 de julio.

Este documento fue considerado por el Ministerio Público como un intento para obstruir las investigaciones de la fiscal Barreto, quien viene tomando la declaración a Pacheco desde hace más de una semana.

En ese contexto, el titular de Cultura, Alejandro Salas, quien funge de escudero y vocero del presidente, sostuvo que “el ministro del Interior ha señalado que, a lo que llaman una trampa, es un tema de operatividad y funcionalidad de la Policía Nacional del Perú”. “Ese equipo está mal conformado y él lo va a fortalecer porque falta ahí la Policía anticorrupción, que no forma parte de ese equipo”, afirmó,

Así, ante la evidente arremetida del Ejecutivo al equipo especial de la PNP, el ministro Huerta intentó matizar su pedido al señalar que “los cuatro oficiales superiores que integran este equipo especial continuarán trabajando. Nuestra misión es que este grupo sea fortalecido y se consigan los mejores resultados”. “El coronel Harvey Colchado seguirá trabajando. Estamos comprometidos”, subrayó.

A ello se suma la intención del prófugo exministro Juan Silva, de entregarse a la justicia y buscar ser colaborador eficaz. De darse este hecho, el cerco se cerraría casi de manera definitiva contra el presidente Castillo, puesto que las revelaciones que pueda dar Silva a la Fiscalía podrían servir para solicitar una prisión preventiva y, por ende, la inhabilitación en el cargo de la Presidencia.

OBSTRUCCIÓN A LA JUSTICIA

Para el congresista Carlos Anderson, el pedido del ministro del interior de retirar al Coronel Colchado como coordinador del equipo encargado de capturar a los prófugos amigos y parientes del presidente es inaceptable. “Aunque no estén establecidas las comisiones, pediremos que el ministro asista al congreso a dar explicaciones del caso”, adelantó.

En tanto, el legislador Diego Bazán consideró que el ministro Huerta no fue incluido en el gabinete ministerial “para definir políticas publicas en seguridad ciudadana, sino que está para obstruir la justicia y para evitar a toda costa que la pieza clave, que es juan silva o su sobrino (Fray Vásquez), no sean capturados”.

Pacheco ya está declarando y sus dichos son contundentes. Ahora esperamos que este grupo especial, que no debe ser desbaratado, capture a Silva. El señor Colchado ha sido el principal promotor de que las investigaciones se adelanten. Sacarlo significa una obstrucción total a la justicia y creo que tenemos que ser contundentes. Interpelar o censurar al ministro no es suficiente porque quien obstruye es el presidente. Si mañana se va el ministro, vendrá otro peor a la orden del presidente”, afirmó.

PACHECO DEJARÍA DE DECLARAR

Se sabe que Pacheco viene entregando información importante sobre la organización criminal que lideraría Castillo. Lo más reciente es la entrega de S/30 mil como coima para la designación de Hugo Chávez como gerente de Petroperú, pero además el exfuncionario ha señalado que son 12 los implicados en el caso ‘Los Niños’.

En esa línea,  César Nakazaki, abogado del exsecretario de Palacio, señaló que su patrocinado dejaría de colaborar con la justicia si se remueve al Colchado. En declaraciones a RPP, indicó que “un factor central” para quienes se acogen a la colaboración eficaz es la “garantía de seguridad”. “Si no hay seguridad, no va el proceso de colaboración eficaz de Bruno Pacheco, y ¿a quién favorece que no lo continúe?”, cuestionó.

LEE TAMBIÉN:

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar