DESTACADA INFORMATIVAS

Jugando con el hambre de los peruanos: más sombras sobre la compra de Agro Rural

Contraloría alerta que MF fertilizantes ganó licitación de urea sin garantizar plazo de entrega y se agrava incertidumbre de cara a la próxima campaña agrícola. Fuentes del sector señalan que esta empresa brasileña no tiene experiencia ni respaldo financiero para ser un proveedor internacional.

Falta de capacidad técnica y de gestión en Agro Rural pone en riesgo la seguridad alimentaria del Perú.

La Contraloría alertó que la empresa ganadora de la buena pro de la compra internacional de urea, la brasileña MF Fertilizantes, no garantiza el plazo de entrega que establecía la segunda licitación que convocó Agro Rural, tras el primer proceso fallido.

El informe de visita de control No 018-022-OCI/5741-SVC señala que para la adquisición de 73,529 toneladas de urea se presentaron 85 ofertas, de las cuales el Comité de Negociación de Agro Rural admitió las propuestas de dos empresas: Dreymoor Fertilizers Overseas PTE LTD y MF Fertilizantes S.A. 

La primera empresa ofrecía la tonelada de urea en US$ 787.97 y la segunda en US$ 760. Dreymoor proponía entregar el insumo en 45 días calendarios y MF en 35 días. Así, el comité de la entidad adscrita al Midagri dio como ganadora a esta última.

El problema es que ninguna de las dos empresas finalistas cumplió con las especificaciones técnicas que establecía el proceso y tampoco “garantizan la compra en las condiciones de calidad requerida y la entrega oportuna a los beneficiarios a nivel nacional”, se lee en el informe de Contraloría.

En el caso concreto de la empresa ganadora, MF Fertilizantes, el órgano de control halló que en su propuesta técnica no consignó el porcentaje mínimo de la granulometría, pero el comité evaluador de Agro Rural omitió este aspecto.

Además, presentó el documento de constitución de la empresa en portugués, pese a que los requisitos exigían hacerlo en español. Este solo hecho era motivo de descalificación.

En cuanto al plazo de entrega, la Contraloría halló que la llegada al Perú del primer lote de urea en 35 días, como indica la propuesta de MF Fertilizantes, en realidad está condicionada a la recepción de la carta de crédito (LC).

“Es decir el inicio del plazo de entrega, dependería de las gestiones que la entidad realizará ante el banco correspondiente para obtener la Carta de Crédito; condición distinta a lo establecido en las especificaciones técnicas, donde el plazo de la primera entrega corre desde la notificación de la aceptación de la oferta o intensión del proveedor/exportación”, se lee en el documento.

Sin embargo, Agro Rural “le otorgó el puntaje de 609 puntos, calificando a esta empresa con el mayor puntaje, sin observar la propuesta no cumplía con las condiciones establecidas en las especificaciones técnicas”.

Otro hecho grave que revela la Contraloría es que cerca de 20 ofertas varias incluso con menores precios fueron desestimadas por el comité evaluador de la entidad del Midagri, debido a que habrían presentado sus propuestas y ofertas para Perú en otros idiomas —inglés, ruso, italiano, a pesar de que se trata de una compra internacional.

A ello se suma que vigilante.pe pudo conocer, tras hacer algunas consultas con fuentes en Brasil vinculadas al sector, que MF Fertilizantes no tiene la experiencia ni el respaldo financiero para ser proveedor internacional, lo que pone en riesgo que le otorguen la carta de crédito.

Se trataría en realidad de una empresa intermediadora y no productora de fertilizantes. Es decir, comprará la urea a un tercero y la revenderá al Perú.

El hambre acecha

Así, se agrava la incertidumbre de que la urea llegue a tiempo —en julio a más tardar— para que la campaña agrícola de agosto se inicie sin contratiempos, con lo que además se hace cada vez más inminente que afrontaremos una crisis alimentaria en un contexto en el que hoy hay 1,3 millones de personas en el Perú no pueden cubrir el costo de una canasta básica de alimentos, que a la fecha asciende a S/ 286.

Los problemas que enfrentará la producción agrícola por la falta de fertilizantes hará que los precios de los alimentos sigan subiendo el próximo año, lo que pone en riesgo la seguridad alimentaria de al menos 51% de la población peruana, según estudios del Midagri y el Midis.

A ellos se suma que hay un 35% de la población del país que no está en condiciones de pobreza, pero sí en una situación vulnerable, es decir, en riesgo de que caiga en pobreza, lo que equivale a 11,4 millones de personas.

El panorama se agrava porque las medidas y decisiones del gobierno de Pedro Castillo han contribuido al deterioro de los indicadores laborales y sociales, porque han generado “un entorno negativo para la inversión y la generación de empleo”, advirtió un informe de Apoyo Consultoría.

“El precio y el acceso a los alimentos va a seguir siendo un problema. Entonces, hoy día ya no es simplemente una crisis momentánea, es una crisis que va a acompañar un buen tiempo y que está afectando crecientemente a muchas personas, pero sobre todo afecta a aquellos que están en situación de mayor vulnerabilidad”.

Carolina Trivelli, exministra y asesora de la FAO.

Lee también:

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar