Fecha: 22 Mayo, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.721

Crisis agraria: Agro Rural insiste en errores en términos de compra de fertilizantes

Alejandro Castro Publicado 5:01 pm, 9 Junio, 2022

Amalia Moreno, experta en adquisiciones internacionales, identifica hasta dos problemas en especificaciones técnicas que podrían provocar que el proceso fracase otra vez. Agencia del Midagri admite que 73 mil toneladas de urea que buscan adquirir serán insuficientes para afrontar la próxima campaña agraria.

Agro Rural admite que compra de urea solo cubrirá la cuarta parte de lo requerido.

La falta de capacidad técnica y experiencia en el personal del Programa de Desarrollo Productivo Agrario Rural (Agro Rural), que está cargo de la compra de urea para el agro peruano, se hizo evidente tras el fallido proceso que tuvo que declarar desierto el último domingo 5 de junio.

La Contraloría alertó en un informe los problemas que iban a generar los vacíos en los términos de compra para la contratación del proveedor de fertilizantes, como la falta de precisión en los plazos y el lugar de entrega, la forma de pago y la cantidad por número de entrega, entre otros aspectos básicos. 

La madrugada del martes 7 de junio Agro Rural, entidad adscrita al Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), publicó las nuevas especificaciones técnicas para la compra de 73,529 toneladas de fertilizantes, sobre todo urea, por S/348 millones, con el objetivo de definir a los proveedores entre el viernes y sábado de esta semana.

Aunque ahora la agencia del Midagri sí especificó plazos, lugar de entrega, fecha de internamiento y cantidad por número de entrega o el pago contraentrega del producto, persisten otros problemas en los términos de referencia, que podrían provocar que el proceso de compra se caiga otra vez.

Facsímil de parte de la convocatoria.

Amalia Moreno, exdirectora de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) y experta en compras internacionales, identificó en Gestión al menos dos errores en las especificaciones técnicas.

Primero, la ausencia de un estudio de mercado que sustente tanto los tiempos como las cantidades de producto que exige el Perú. En este caso, Agro Rural precisa que la primera entrega de una cantidad no menor al 40% del total de fertilizantes comprados será a los 45 días calendarios contados a partir de la notificación de aceptación de la oferta; y la segunda a los 15 días calendario después de la primera entrega.

“Sin un estudio de mercado se está yendo a la deriva, porque no se conoce la capacidad real que el mercado internacional actualmente puede proveer (de fertilizantes), en un momento en que Perú compite por el producto con otros países. Sin este dato real, se corre el riesgo de que el proceso quede otra vez desierto, porque habrá empresas o proveedores que no podrán cumplirlo o desistirán de participar ”, explica Moreno.

La experta precisó que las compras internacionales de emergencia como la actual, normadas por el decreto de urgencia 013-2022, necesitan de un estudio de mercado, que en estos casos no toma mucho tiempo, pero sí esfuerzo y capacidad de negociación y gestión. 

Por ejemplo, si Agro Rural ya identificó a los más grandes proveedores de urea del mundo, debe buscar una comunicación constante y directa con ellos, por distintos medios (vía telefónica, videoconferencias, correos electrónicos, etc), para determinar cuál es la capacidad real que tienen para atender la demanda del Perú.  

“Lo que explico es una estrategia de compra. No se sale a ciegas al mercado, porque de lo contrario, se genera demoras y retrasos”, dice.

Otro problema que identificó Moreno es que no se establece con precisión el puerto de descarga, porque les especificaciones solo dicen que este punto se determinará y notificará “a los 10 días calendarios de comunicada la aceptación de la oferta”.

Se añade que la descarga del producto podría ser en los puertos de Salaverry, el Callao o Matarani, sin tomar en cuenta que el costo de los fletes en cada caso es distinto. “Mientras más incertidumbre haya, el producto cuesta más y cuando eso pasa, a veces, el funcionario tiene miedo de aceptar ese costo”, apunta.

Es insuficiente

Encima, de concretarse la compra de fertilizantes por S/ 348 millones, el director ejecutivo de Agro Rural, Rogelio Huamaní —militante de Perú Libre, cercano a Vladimir Cerrón y sin experiencia en el sector— admitió que la cantidad que se busca adquirir con ese monto (poco más de 73 mil toneladas) no cubrirá todo lo que se requiere para este año.

Cada año el agro nacional demanda un promedio de 450 mil toneladas de urea, y con el presupuesto mencionado, se cubrirá solo un 25% de lo que se necesita. Es decir, la seguridad alimentaria del país el próximo año está en riesgo, y el precio de los alimentos que dependen de la urea se incrementarían hasta 35%, según la FAO.

Y las marchas y contramarchas siguen. Ahora Huamaní dice que el Ejecutivo enviará un proyecto de ley esta semana al Congreso para dar facultades al Midagri para poder realizar compras de fertilizantes fuera del país, y que permita venderlos a los productores a precio social.

Pero el anterior titular del sector, Javier Arce, había dicho que la adquisición que haga ahora ese ministerio no será vendida, sino entregada en forma gratuita a productores de menos de 5 hectáreas.

Lee también:

COMPARTIR NOTICIA