Fecha: 20 Junio, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.81

Perú pierde atractivo para la minería mundial: ¿cuál será el impacto?

Redacción Vigilante Publicado 5:53 pm, 13 Abril, 2022

Nuestro país sigue cayendo en el ranking de competitividad del Instituto Fraser: este año se ubica en el puesto 42 del mundo; en 2020 estaba en el lugar 24. El retroceso obedeció principalmente al factor político.

La mina Cuajone en Moquegua está paralizada hace más de 40 días.

Era cuestión de tiempo para que la inestabilidad política nos pase factura. El Perú volvió a caer en el ranking mundial de competitividad minera que elabora el Instituto Fraser, con lo que continúa perdiendo atractivo como destino para las inversiones de este sector que es clave para la economía y el desarrollo del país.

El estudio internacional, que incluye encuestas a 2,200 compañías mineras del mundo, ubica al Perú en el puesto 42 en una lista de 82 países o territorios evaluados en el reporte Survey of Mining Companies de Fraser.  

En 2020, Perú se ubicaba en el puesto 24 y en 2021, en el 34. En realidad, el deterioro ha sido continuo desde el 2018, en pleno auge de convulsión política.

Otro dato relevante es que la caída de nuestro país en el ranking ha sido la peor en toda la región, según Fraser, que precisó que el retroceso obedeció principalmente al factor político.

“Perú vio una caída de al menos 29 puntos en su índice de percepción política, el mayor descenso en América Latina y el Caribe”, se lee en el reporte. Los anuncios de subir impuestos y la conflictividad mal manejada también afectan al sector minero, agrega Fraser.

Precisamente, la mayoría de los 203 conflictos sociales reportados por la Defensoría en todo el país hasta marzo se concentraron en la segunda mitad del 2021 en torno a la minería, actividad que en los últimos 10 años aportó casi el 9% del PBI, el 59% de las exportaciones, el 15% de la inversión privada y el 10% de los ingresos tributarios.

La incapacidad del Gobierno para resolver de forma oportuna estos problemas le costaron a la minería unos 2,3 puntos porcentuales de crecimiento el año pasado, según datos del Banco Central de Reserva (BCR). Es decir, la actividad minera, que avanzó 9,7% en 2021, se hubiera expandido 12% sin conflictos sociales.

Este año la situación puede empeorar, más aún porque desde el Ejecutivo no han dado señales ni mensajes claros de querer revertir la situación. De hecho, el Ministerio de Energía y Minas (Minem) ha sido objeto de designaciones cuestionadas con criterio político que le restan capacidad técnica y competitividad al sector.

“En este gobierno ha desaparecido la meritocracia, la competitividad entre funcionarios públicos y, en el poco tiempo de gestión de Castillo, vemos un caos y un desorden en el sector más estratégico para el país, cuando se debe exigir que entren funcionarios preparados, capaces y que conozcan del sector”, le dijo a Vigilante.pe Rómulo Mucho, exviceministro de Minas.

“Están destruyendo la minería formal, más aún mientras no resuelvan los conflictos en Las Bambas ni en Cuajone, donde están sin agua hace un mes y medio, incluso la empresa Southern está considerando cerrar la mina en pleno apogeo del precio de los minerales (…) Nos va a pasar la factura muy pronto. Urge tomar decisiones importantes. Si me preguntan por una solución, la única es el cambio de gobierno”, agregó el ingeniero de minas.

Las Bambas en la mayor mina de cobre en Perú y produce el 2% de este mineral en todo el mundo. Desde el 2016, ha enfrentado más de 400 bloqueos.

La mina Cuajone en Moquegua tiene más de 40 días paralizada por una protesta de las comunidades aledañas que han cortado el suministro de agua a todo el campamento minero

Cuajone aporta 7% de la producción nacional de cobre, lo que representa unos US$ 4.8 millones diarios en exportaciones perdidas, así como S/ 2.3 millones de canon y regalías para Moquegua y de S/ 6.2 millones en impuesto a la renta para el Estado.

Las consecuencias en el corto plazo serán que las inversiones mineras seguirán cayendo en Perú, justo cuando hay un boom en el precio de los metales, y por tanto habrá menos empleo y menor recaudación.

COMPARTIR NOTICIA