DESTACADA INFORMATIVAS

Nuevo gerente general de Petroperú fue responsable directo de fallida auditoría con PwC

En una carta notarial que la empresa auditora envió a la petrolera, a la que tuvo acceso vigilante.pe, se explica el papel que jugó en este caso el gerente corporativo de Finanzas Jesús de la Torre, hombre de confianza del cuestionado Hugo Chávez, quien tras su salida lo dejó al frente de la mayor compañía estatal del país. Es decir, todo es una pantomima.

De la Torre fue parte de la administración cuestionada de Chávez Arévalo.

La grave crisis financiera e institucional en que está sumida Petroperú no acaba con la salida de Hugo Chávez Arévalo de la gerencia general, quien dejó el cargo tras cinco meses de cuestionada gestión, marcada por escándalos de corrupción y malos manejos. En su lugar, puso a un hombre de su confianza: Jesús de la Torre, quien se venía desempeñando como gerente corporativo de Finanzas.

El problema no es solo es que De la Torre es parte de una administración cuestionada y deslegitimada, sino que además fue responsable directo de la fallida auditoría con PricewaterhouseCoopers (PwC), según se desprende de una carta notarial del 8 de marzo pasado -a la que tuvo acceso vigilante.pe– que esta empresa internacional envió a la petrolera estatal, en la que detalla las razones por las que rechazó revisar los estados financieros del 2021 de Petroperú.

Entre otros aspectos, PwC precisa en su comunicación que Petroperú quería incluir en el contrato de auditoría una cláusula de confidencialidad de plazo indeterminado de los resultados, cuyo autor habría sido Jesús de la Torre, como gerente de Finanzas, pese a que en todos los años anteriores en que auditaron las finanzas de la petrolera estatal el plazo de la confidencialidad era de dos años luego de concluido el servicio.

Extracto de la carta de PwC

“El rechazo a los términos de nuestra cláusula de confidencialidad se ha dado únicamente en la actual administración de Petroperú, luego del cambio realizado en la gerencia de finanzas”, se lee en la carta, que hace referencia a De la Torre, que fue nombrado por Hugo Chávez como gerente de finanzas el pasado 4 de febrero, es decir, luego del cierre del año contable 2021 y de la emisión de los estados financieros del 14 de febrero. Inicialmente De la Torre fue convocado por Chávez como su asesor.

Jesús de la Torre y Hugo Chávez, el pasado sábado 19 de marzo, en Palacio.

PwC también desmintió las declaraciones Jesús de la Torre, cuando afirmó en RPP, a inicios de marzo, que la decisión de esta empresa de auditoría obedeció a su designación como gerente corporativo de Finanzas y a la de Álvaro Torres como contador general de Petroperú.

“Nuestra firma no ha discutido ni cuestionado la potestad del directorio de nombrar al personal que considere necesario en dichos puestos, ni la capacidad profesional de dichas personas; sino que hemos expuesto nuestra preocupación con relación a los efectos que la oportunidad de su nombramiento en dichos cargos tiene sobre servicio que nos fuera solicitado”, remarca además PwC en su carta.

Por ello, PwC rechazó que esté solicitando “inusuales exigencias”, como sostuvo Petroperú para justificar la fallida auditoría, y precisó que el requerimiento de información adicional que solicitó responde al cumplimiento de la Norma Internacional de Auditoría (NIA) 250.

Incluso, la empresa de auditoría responsabiliza al nuevo gerente general de la petrolera del desenlace final de este tema, pues amenazó públicamente con demandar a PwC, lo que constituye una intimidación clara que es causal para rechazar la auditoría.

De la Torre, como gerente de finanzas de Petroperú, es el responsable directo también de la reducción en la calificación del riesgo crediticio de la petrolera estatal, que ha tenido consecuencias inmediatas, porque varios bancos nacionales e internacionales le cortaron líneas de crédito por cerca de US$1,500 millones. Esto a su vez generó que la semana pasada la compañía peruana no ha podido pagar las facturas de varios de sus proveedores, sobre todo de combustibles, lo que incrementa el riesgo de que no se pueda abastecer al mercado nacional.

Para que Petroperú pueda salir de la crisis en la que está sumida, primero debe reconstruir su credibilidad, por lo que no parace la mejor decisión colocar a Jesús de la Torre a la cabeza de la petrolera, así sea solo una encargatura. El tema pasa por el cambio de toda la alta dirección y de la línea gerencial, como lo plantea el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en su calidad de miembro de la Junta General de Accionistas de la empresa.

Incluso, el contralor Nelson Shack reveló que ese fue el compromiso del presidente Pedro Castillo, tras la reunión que sostuvieron el último sábado 19 de marzo.

Petroperú mueve tanto dinero que es una tentación constante para gente que no tiene escrúpulos y eso lleva a las cosas que vemos ahora”.

Anthony Laub, socio de Laub & Quijandría.

Pero lo cierto es que no hay señales de un cambio real en Petroperú, que encima insiste en conseguir el respaldo absoluto del MEF, según se desprende de un hecho de importancia publicado en la Superintendencia del Mercado de Valores, que señala que la petrolera estatal ha convocado a una junta general extraordinaria de accionistas para los días 25 y 29 de marzo, para discutir el “respaldo absoluto a favor de Petroperú por parte del Ministerio de Economía y Finanzas”. 

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar