Fecha: 14 Julio, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.729

Reprobados en competitividad: Perú cayó 8 posiciones en el ranking a nivel mundial

El ranking de competitividad posicionó a Perú en el puesto 63 de 67 países evaluados. Este retroceso de 8 posiciones convierte al país en la antepenúltima economía menos competitiva de Latinoamérica. Expertos mencionaron que recuperar la competitividad no será tarea sencilla, pero se logrará fortaleciendo la institucionalidad, estabilidad política y económica, potenciando una fuerza laboral capacitada e incentivando la inversión privada.
Gabriela Llontop Publicado 2:34 pm, 21 Junio, 2024

Perú se encuentra entre los países menos competitivos del mundo, debido a la falta de transparencia, institucionalidad, estabilidad económica, gestión adecuada de recursos monetarios y humanos y, sobre todo, por la falta de promoción de la inversión privada. El ranking de competitividad, publicado por el Institute of Management Development (IMD) de Suiza y CENTRUM PUCP, ubicó al país en el puesto 63, con 43.4 puntos, de 67 economías evaluadas a nivel mundial. Durante el último año, Perú cayó 8 posiciones, un retroceso sostenido desde 2008.

En 2023, Perú ocupó el puesto 55. Es decir, era el segundo país más competitivo de la región latinoamericana después de Chile (puesto 44). Ahora, se encuentra en la antepenúltima posición, por delante de Venezuela y Argentina. El análisis del IMD evalúa al país en base a 4 indicadores: Desempeño Económico, actualmente, está en el puesto 60 (-7 posiciones); Eficiencia del Gobierno, en el 55 (-5 posiciones); Eficiencia Empresarial, en el 60 (-7 posiciones); e Infraestructura, en el 63 (-3 posiciones).

Entre los principales retos se encuentran la corrupción, la falta de institucionalidad pública y la inestabilidad política, los pobres esfuerzos por incrementar la competitividad, la reducción de brechas sociales y la ejecución de proyectos estratégicos de impacto regional. Asimismo, se identificó la falta de reformas estructurales que permitan un crecimiento económico sostenible, un mejor ambiente para la inversión privada e institucionalidad jurídica y seguridad ciudadana.

El presidente de la Asociación de Contribuyentes del Perú (ACP), José Ignacio Beteta, comentó a Vigilante.pe que la única manera para que Perú recupere competitividad es mejorando el clima de negocios. Es decir, se requiere de un Estado que apoye a los contribuyentes, que no asfixie al sector formal, sobre todo en un contexto donde la informalidad supera el 70%, y que sea capaz de contar con una fuerza laboral verdaderamente capacitada en el Estado para gestionar adecuadamente los impuestos de todos los peruanos.

“Se necesita un gobierno que trabaje en función de los contribuyentes. Menos impuestos, menos barreras burocráticas, menos trámites, menos corrupción y menos conflictos. Pero sí se requiere de más y mejor infraestructura, mayor seguridad ciudadana, mayor competencia y capacidad técnica en el sector público y apertura para la inversión privada”, sentenció.

Por su parte, el gerente de Asuntos Legales y Regulatorios de Comex Perú, Jaime Dupuy, aseguró que Perú necesita de “un shock de simplificación administrativa y regulatoria que permita facilitar la inversión privada”. En su columna de opinión, publicada en Gestión, afirmó que se deben organizar cambios y reformas estratégicas para impulsar la competitividad en el país.

Primero, mencionó que es importante potenciar la Comisión de Seguimiento de Inversiones y las Mesas Ejecutivas del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), las herramientas regulatorias de eliminación de barreras burocráticas del Indecopi, el proceso de estandarización de trámites estatales en los tres niveles de gobierno, así como la promoción de ventanillas únicas para simplificar procesos como los trámites mineros.

Del mismo modo, sugirió que se debe promover una transformación digital integral que permita al Estado, por ende a las autoridades públicas a nivel nacional, estar verdaderamente presentes para los ciudadanos. Si se cuentan con mecanismos que permitan recopilar y administrar información rápidamente, la lucha contra la corrupción y la oferta de servicios públicos de calidad serán más eficientes. Por último, señaló que sin profesionales técnicos preparados para ejercer funciones dentro de la administración pública es muy poco probable cumplir correctamente con todos los objetivos.

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA