DESTACADA INFORMATIVAS

¿Qué pasó en la DIRCOTE? Gobierno retrocede en retirar al general Óscar Arriola

El gobierno decidió sacar del cargo al jefe de la Dirección Contra el Terrorismo, pero ante las reacciones dentro de la Policía decidieron cancelar el procedimiento. El propio Arriola informó, en una ceremonia en la Dircote, que la resolución que lo sacaba quedó sin efecto la noche del jueves 10.

En 2017, el general Arriola puso en evidencia los lazos de Castillo con dirigentes radicales, según Basombrío.

El gobierno de Pedro Castillo habría intentado utilizar de distractor la marcha Toma de Lima para realizar importantes cambios dentro de la Policía pues, coincidentemente, la tarde del jueves 10 se conoció que el el Ministerio del Interior, encabezado por Willy Huerta, decidió retirar retirar al general PNP Óscar Arriola de la Dirección Contra el Terrorismo (Dircote) de la Policía.

Este tipo de situaciones provocó que el gobierno pusiera en la mira al jefe de la Dircote. En enero de este año, el excomandante general de la Policía, Javier Gallardo, intentó retirar a Arriola. Sin embargo no tuvo éxito.

La arremetida contra Arriola fue evidenciada por Avelino Guillén, quien fue ministro del Interior. “En la Policía todos se conocen. Uno sabe quién es buen policía y mal policía (…) Cuando hubo el intento de que pasen al retiro a los mejores de la Policía, yo he rechazado eso firmemente. Sabiendo quiénes son, tenía la obligación moral y ética de defender a los mejores policías, como por ejemplo al jefe de la Dircote”, dijo respecto a Arriola.

Conocido esto, al general Arriola recibió el apoyo de miles de peruanos debido a su gran labor para mantener en la línea a grupos subversivos ligados a Sendero Luminoso. Además, ha sido claro en referirse a los nexos que tuvo Vladimir Cerrón, de Perú Libre, con el terrorismo. “La Policía, debo decirlo, solicitó detención preliminar, pero tenemos un Código Procesal Penal y un Ministerio Público que es el titular de la acción penal y encargado de la carga de la prueba. Pero nosotros como técnicos solicitamos la detención del señor Vladimir Cerrón y de otras personas”, explicó en abril de este año.

Además, cabe recordar que el empresario y amigo de Pedro Castillo, Alejandro Sánchez, llamó al general para presuntamente negociar la intervención que realizó la Policía a la casa de Asia, lugar donde se habría estado escondiendo el prófugo sobrino del presidente, Fray Vásquez.

El exministro del Interior, Carlos Basombrío, calificó esta desición como “una torpeza monumental, una de tantas de Pedro Castillo pues el mensaje que está dando es ‘No quiero a Arriola en la Dircote, no lo pude hacer el año pasado, lo hago ahora porque quiero que salga este señor´”.

“Cuando yo era ministro en el 2017, Castillo hizo una huelga con los dirigentes del Movadef, los más radicales, todos vinculados a Sendero Luminoso. En ese momento a Castillo le convenía estar cerca a los senderistas porque era su única opción de tener una imagen y ser conocido. Castillo era entonces un oportunista. Como gobierno nos negamos a negociar. Óscar Arriola lo investigó y lo puso en evidencia, por eso lo odia”, agregó.

Al conocer de la noticia, se extendió una preocupación entre los miembros de la Policía y exgenerales. La presión dentro de la institución habría sido de tal magnitud que, la mañana del viernes 11, el general Arriola informó en una ceremonia en la Dirctoe que la resolución que lo sacaba del cargo quedó sin efecto la noche del jueves 10.

Esta noticia también se conoció por el exministro del Interior, Rubén Vargas, quien mediante un mensaje en Twitter anunció el revés del gobierno. “Ganó el Perú. Ganó la lucha contra el terrorismo del MOVADEF-PCP-Sendero Luminoso. El Gnal PNP Óscar Arriola seguirá al mando de la Dircote”, informó. Sin embargo, este tipo de decisiones en el gobierno generan una serie de interrogantes sobre las maniobras que el gobierno quiere hacer en la Policía.

LEE TAMBIÉN:

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar