Fecha: 14 Junio, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.77

Elecciones 2022: ¿Por qué hay que poner la lupa en las regiones?

Redacción Vigilante Publicado 12:28 pm, 28 Septiembre, 2022

Para el próximo año, el presupuesto total para obras públicas en el interior del Perú asciende a S/12.467 millones. Arequipa, Cajamarca, Cusco y Puno concentran la cuarta parte (25%) de ese monto, pero además tienen los niveles más bajos de confianza ciudadana por los casos de corrupción e ineficiencia en las gestiones de sus gobernadores.

Ineficiencia. En todas las regiones del país, la ejecución del presupuesto para obras públicas no llega al 50%. (Difusión)

Este domingo 2 de octubre las 25 regiones del país (incluido el Callao) elegirán a sus nuevos gobernadores entre los 236 candidatos que se presentan en estas elecciones subnacionales. Los que ganen, tendrán un presupuesto total para realizar obras públicas de S/12.467 millones, según la ley de presupuesto público que presentó el Ejecutivo al Congreso.

Las regiones de Arequipa, Cajamarca, Cusco y Puno concentran casi el 35% de la población rural del interior del Perú, y la cuarta parte de todo el presupuesto a cargo de los gobiernos regionales.

Pero, ¿cómo lo están haciendo? Mal, a juzgar por la falta de confianza de los ciudadanos hacia sus principales autoridades: Cajamarca (7.7%), Arequipa (5.3%) y Puno (5.0%) están entre las regiones con los niveles más pobres de respaldo popular hacia sus gobiernos. Solo Cusco (10.2%) está ligeramente por encima del promedio nacional de 9.4%.

Estas cifras no deberían sorprender si tenemos en cuenta, por ejemplo, que la gobernadora de Arequipa, Kimmerlee Gutiérrez, tiene dos investigaciones abiertas en el Ministerio Público. Se estima que el costo de la corrupción en esta región durante su gestión asciende a S/ 1.500 millones, según la Contraloría.

El caso de Cajamarca es similar. Mesías Guevara, gobernador de la región, enfrenta cuatro investigaciones abiertas en la Fiscalía, y se estima que las pérdidas durante su gestión por corrupción alcanzan los S/ 1.000 millones.

En Cusco, el gobernador Jean Benavente tiene 24 investigaciones en curso ante el Ministerio Público. El perjuicio económico durante su gestión se estima en S/ 951 millones.

Y en Puno, el gobernador Germán Alejo afronta seis investigaciones y el costo la corrupción en su región se estima también en S/ 1.000 millones. 

Es un drama nacional, porque el 84% de gobernadores regionales son investigados por algún delito de corrupción. Es decir, 21 de los 25 gobernadores regionales que fueron elegidos el 2018 tienen carpetas abiertas en el Ministerio Público.

De hecho, del total de autoridades electas en 2018, ocho no han logrado terminar sus mandatos, entre ellos Vladimir Cerrón Rojas (Junín) y Walter Aduviri Calisaya (Puno), suspendidos de sus cargos por sentencias condenatorias de corrupción.

Paradoja. Vladimir Cerrón, dueño del partido de gobierno, está en libertad y con una vida política activa. Incluso recibe un sueldo de S/12.500 mensual con dinero de nuestros impuestos.

Si a esto le sumamos los miles de millones no ejecutados en sus regiones, como se aprecia en la gráfica, podemos ver una pérdida de entre el 35% y 50% de los recursos. 

Fuente: MEF; Contraloría General de la República.

Regiones con más candidatos 

Arequipa, Moquegua, Tacna, Piura y Junín son las regiones con el mayor número de candidatos para gobernadores, y ademas concentran el 25% de los recursos para obras públicas.

En 2023, esas cinco regiones manejarán S/3.107 millones en conjunto del presupuesto para gastos de capital, es decir, proyectos de inversión.

Es un dato relevante si se tiene en cuenta que hay riesgo de corrupción en un tercio de candidatos a gobernadores, según un informe de la Contraloría.

Por ejemplo, Piura tiene 12 candidatos en carrera y su próximo gobernador gestionará S/1.115 millones para obras.

En Arequipa, uno de los 15 candidatos a gobernador tendrá el reto de ejecutar el próximo año S/ 804 millones en obras.

Lee también:

COMPARTIR NOTICIA