Fecha: 13 Junio, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.779

La inflación se modera en agosto, pero aún supera el 10% en ocho regiones de Perú

Alejandro Castro Publicado 1:55 pm, 2 Septiembre, 2022

De las 26 ciudades del país que monitorea el INEI, Huaraz (12.43%), Cerro de Pasco (11.53%) y Puerto Maldonado (11.25%) son las que mayo alza de precios registran. El bonito, pollo eviscerado y la papa amarilla son los productos que más subieron en el octavo mes del año.

El bonito es uno de los alimentos que más subió en agosto.

La inflación en el Perú empezó a ceder en agosto, tras alcanzar su pico en junio. La variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) a nivel nacional subió 8.8% el mes pasado (tasa anual, últimos 12 meses), según cifras del INEI; por debajo de lo registrado en junio (9.32%) y julio (9.28%).

Pero el alza de precios aún supera el 10% al menos en ocho regiones de Perú. De las 26 ciudades del país que monitorea el INEI, Huaraz (12.43%), Cerro de Pasco (11.53%) y Puerto Maldonado (11.25%) encabezan la lista (Ver gráfico).

¿Cuál es el común denominador de estas localidades? Son ciudades del interior donde el consumo de alimentos representa una mayor proporción de los ingresos que en Lima. “Además, hay que sumarle en algunas ciudades el costo del transporte”, apunta Juan Carlos Odar, director de Phase Consultores.

En tanto, el pollo, el pescado y la papa amarilla fueron los productos que más subieron de precio en agosto, según la data del INEI. Así, los incrementos que registraron esos alimentos fueron de 5,63%, 33,46% y 16,59%, respectivamente.

En el caso del pollo, que tiene un peso importante en la canasta básica familiar, la cotización internacional del maíz y el alza del combustible, provocó que su precio minorista llegue a S/11.00 el kilo en agosto.

Hugo Perea, jefe del BBVA Research, sostuvo que el resultado de la inflación de agosto está por encima de lo esperado por el mercado. “Es muy probable que veamos todavía algunas presiones; por ejemplo, por el precio del diésel que ha subido y afectaría el costo del transporte, por lo que no se descarta una incidencia sobre el precio de los pasajes e incluso alimentos”, explica.

Aunque la inflación parece ceder lentamente, aún existen riesgos latentes que podrían elevarla, según expertos. Cerraría el año por encima del 6,8%, con un sesgo al alza.

Lee también:

COMPARTIR NOTICIA

MÁS SOBRE