Cultivo de alimentos caería hasta en 40% por incapacidad del gobierno para comprar urea

Alejandro Castro Publicado 3:38 pm, 6 Julio, 2022

El propio Midagri estima que se sembrarán 20 mil hectáreas menos de arroz, papa y cebolla en la nueva campaña agrícola que arranca en agosto, mientras que la intención de siembra retrocedió en ocho regiones del Perú. Encima, ahora en el país hay un millón de personas más en situación de inseguridad alimentaria, según la FAO.

Castillo se presentaba en campaña como un hombre de campo, pero no ha hecho nada por el agro en un año de gestión (GEC).

La incapacidad del gobierno de Pedro Castillo para comprar fertilizantes, tras dos fallidas licitaciones por parte del Agro Rural, entidad adscrita al Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), sector que fue copado por personas sin experiencia pero afines al partido de gobierno, tendrá un impacto negativo en la campaña agraria 2022-2023, que se inicia en agosto próximo.

Los cultivos de alimentos podrían reducirse hasta en 40% por falta de urea, según expertos, porque ya pasaron más de 10 días desde que se anuló la segunda compra internacional de 73,529 toneladas de este fertilizante por casi S/ 349 millones, debido a las irregularidades detectadas en el proceso, y hasta el momento no hay fecha definida para una nueva convocatoria.

Según el Midagri, esta semana se lanzaría el tercer proceso de compra, lo que implicaría que, en el mejor de los casos, la urea llegue al país recién entre setiembre y octubre próximos, dos meses después del inicio de la campaña agrícola.

Angie Higuchi, investigadora de la Universidad del Pacífico, estima que, sin urea, el rendimiento de las áreas sembradas de alimentos retrocederá entre 30% y 40% según el cultivo. A ello se suma que el gobierno no ha tomado ninguna acción concreta para evitar la crisis alimentaria, agrega la experta en economía agrícola.

Tampoco hay claridad en la forma en que se distribuirá la urea o si llegará a las manos adecuadas. Ahora el Midagri dice que este fertilizante se venderá a precio social y para ello se plantea al MEF un subsidio que permita que los sacos de 50 kilos cuesten entre 65 y 90 soles, es decir, a precios prepandemia. Actualmente el saco de urea cuesta casi 300 soles.

La propuesta de subvención se enviará como proyecto de ley al Congreso, cuando la legislatura está por terminar y no hay garantía de que se pueda ver o aprobar a tiempo esta medida, lo que implicaría mayores retrasos.

Así, los efectos de la improvisación y la negligencia del gobierno para atender el problema de la falta de fertilizantes, que se advirtió desde agosto del año pasado, ya se sienten.

Según un estudio del propio Midagri, se sembrarán 20 mil hectáreas menos de arroz, papa y cebolla en la nueva campaña agrícola. De hecho, la intención de siembra retrocedió en ocho regiones del Perú, mientras que los agricultores migran hacia productos que demandan menos fertilizantes.

Además, la Encuesta Nacional de Intenciones de Siembra del Midagri confirma que en la campaña de siembra 2021-2022, que concluyó en este junio último, hubo una contracción en los principales cultivos.

De los 22 productos agrarios registrados, las áreas sembradas cayeron en nueve de ellos, incluidos el arroz, maíz amarillo, cebolla, entre otros. En el caso del arroz, por mencionar solo un ejemplo, se sembraron 410 mil hectáreas en la campaña que acaba de culminar, frente a las 417 mil de las cinco anteriores campañas.

Esto influye en el costo de los alimentos, que han seguido subiendo en todo el país, afectando sobre todo a los sectores más vulnerables, porque a menores cantidades de productos que llegan a los mercados, mayores serán sus precios

A ello se suma que ahora en Perú hay al menos un millón de personas más en situación de inseguridad alimentaria, según el último informe del tema de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Hasta el 2021, en Perú habían 6,2 millones de personas con inseguridad alimentaria grave -es decir, personas que deben saltearse alimentos por falta de acceso-, pero la cifra subió a 6,8 millones de peruanos este año. En tanto, el número de personas que padecen de inseguridad alimentaria moderada pasó de 15,5 millones de peruanos a 16,6 millones.

Lee también:

https://vigilante.pe/2022/06/27/agro-rural-audios-evidencian-coima-de-us-8-millones-compra-de-urea/
https://vigilante.pe/2022/06/21/contraloria-mf-fertilizantes-no-garantiza-entrega-de-urea-en-35-dias/

COMPARTIR NOTICIA