Fecha: 14 Junio, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.77

Premier Aníbal Torres insulta al cardenal Pedro Barreto y lo tilda de “miserable”

Redacción Vigilante Publicado 9:55 am, 21 Abril, 2022

El arzobispo de Huancayo señaló que le “dolió” el comentario, debido a que fue él quien solicito ser mediador en el paro de Junín. La Conferencia Episcopal alertó que ese tipo de declaraciones “son un peligro”. El jefe del gabinete también ataca al Acuerdo Nacional y vuelve a petardear el diálogo en medio de la crisis.

Discurso divisorio. Nueva arremetida de Torres contra personalidades e instituciones. (Andina)

Está desatado. El premier Aníbal Torres ahora atacó al cardenal y arzobispo de Huancayo (Junín), Pedro Barreto, por intentar ser mediador en la crisis social y política que afronta el gobierno de Pedro Castillo, y lo tildó de “miserable”.

“Ahí tenemos un cura, que es autoridad en Huancayo, que en este momento me olvidé su nombre, tan miserable puede ser esta persona. Yo he conversado con él en días anteriores y cree que uno es tonto, que no se da cuenta. Él está a favor de ese grupo de poder en el Perú, jamás se pronuncia a favor de las grandes mayorías”, dijo Torres durante un foro virtual universitario.

Tras conocer el agravio del premier, el cardenal lamentó que ese tipo de comentarios salgan desde las máximas autoridades del país. “A mí personalmente, como a cualquier otra persona, me ha dolido muchísimo porque él me pidió la mediación para ir a Huancayo”, recordó Barreto en referencia a las protestas que se registraron en la región Junín contra el gobierno.

Al premier no le gustó que el cardenal Barreto cuestione los desaciertos del gobierno de Pedro Castillo. (GLR)

En tanto, la Conferencia Episcopal alertó que este tipo de declaraciones ponen en peligro el crecimiento integral de la sociedad. “En una sociedad donde la dignidad no se respeta y donde la violencia verbal y los insultos reemplazan el diálogo y las ideas, se pone en peligro el futuro y el crecimiento integral de la sociedad”, dijo.

El último miércoles 20 de abril, en conferencia de prensa tras la sesión del Consejo de Ministros, Torres trató de justificar su actitud al señalar que el término “miserable” lo usó como parte de un “dicho popular” cuando un nombre es olvidado. “Pero no ha sido con el propósito de ofender”, apuntó.

Pero lo cierto se trata de un ataque más de varios contra personalidades e instituciones en el país, como parte de su reiterado discurso divisorio que petardea el diálogo e impide los consensos en medio de la crisis política, social y económica que atraviesa el país, que se agrava por los serios cuestionamientos contra el gobierno de Pedro Castillo por su nula capacidad de gestión y los cada vez más graves indicios de corrupción.

Por ejemplo, Torres arremetió también contra el Acuerdo Nacional, un foro que, dijo, “no va a resolver nada”. “Allí está don Max Hernández. […] ¿No es verdad que usted está siempre de lado de la ultraderecha? Al cura Barreto, ¿no es verdad que usted siempre está del lado de la ultraderecha y que cree usted que Pedro Castillo debe cambiar de posición política para que exista paz en el país?”, dijo el premier.

BARRETO BUSCÓ CONCILIAR

El insulto del premier se da tras la visita de Barreto a Palacio el 14 de abril pasado, que cayó Jueves Santo, para reunirse con el secretario técnico del Acuerdo Nacional, Max Hernández, con el objetivo de promover el diálogo entre poderes del Estado.

“Es un proceso para buscar caminos de esperanza en medio de estas dificultades que vivimos y sobre todo para hacer una transformación de la política, de la economía, porque de esta crisis tan compleja que estamos viviendo debemos tener caminos nuevos, caminos que incluyan a todos porque todos somos peruanos y peruanas y tenemos que preocuparnos por aquellos que están en el campo, en la Amazonía, en la periferia de la ciudades. Hay una nueva forma de hacer política buscando el bien común de todo”, declaró el arzbispo.

Previamente, el 10 de abril, el cardenal también se pronunció sobre la coyuntura política enmarcada en protestas regionales que reclaman por el alza de precios en los alimentos, el combustible y la falta de atención del gobierno a los problemas urgentes del país.

“Tenemos que unirnos para buscar cauces y rehabilitar la política y que no entren delincuentes al ejercicio de la política, y digo delincuentes porque muchos están acusados de que no respetan a la mujer, ese es el clamor de la gente, los políticos tienen que ser personas honestas y servir, no servirse. Invoco a que la sociedad se una por la paz y la justicia”, acotó Barreto, en alusión a varios de los funcionarios designados por el presidente Castillo y el premier Torres.

COMPARTIR NOTICIA