DESTACADA INFORMATIVAS

Las Bambas vuelve a suspender operaciones tras nueva protesta

Más de un centenar de comuneros de Fuerabamba ingresaron a un área de la minera, que se vio obligada a paralizar sus actividades por tercera vez en los últimos cuatro meses. El Ejecutivo aún no se pronuncia sobre este conflicto sin resolver ni sobre la complicada situación que atraviesa la mina Cuajone, que no puede funcionar desde febrero pasado.

Nueva protesta en Las Bambas obliga a parar otra vez las operaciones de la mina.

La mina Las Bambas, que opera la empresa MMG, decidió suspender sus operaciones otra vez, luego de que más de un centenar de comuneros de Fuerabamba ingresaron a un área del campamento minero, ubicado en Apurímac, con la intención de realizar una nueva protesta.

El 31 de diciembre pasado se habían reiniciado las actividades de la minara, tras verse obligada a paralizar durante una semana, debido al bloqueo del Corredor Minero Sur, a la altura de Chumbivilcas, en Cusco, a unos 200 kilómetros del campamento.

Las Bambas, que produce el 2% del suministro mundial de cobre, tuvo que detener su funcionamiento en diciembre del 2021 y luego en febrero de este año debido a las constantes protestas. Hasta el momento, no existe un pronunciamiento formal del Ejecutivo ni del Ministerio de Energía y Minas frente a este conflicto sin resolver.

Sobre la situación de la minería en el país, el presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Raúl Jacob, expresó que el sector tiene una participación sumamente importante y estratégica en el proceso de reactivación económica y desarrollo del Perú.

“La minería representa en la actualidad el 9% del Producto Bruto Interno, el 12% de la inversión privada y el 59% de las exportaciones peruanas. En el 2021, el sector dio al Estado, entre impuestos a la renta, IEM, GEM y Regalías, más de S/ 14,400 millones, casi tres veces lo que solía aportar anualmente. Ahora, si tomamos en cuenta todas las aportaciones de tributos internos además de los pagos no tributarios, el gobierno ha recaudado del sector minero más de S/. 21,000 millones, según reporta Sunat”, comentó.

En esa línea, consideró que el reto que tiene el Perú por delante es viabilizar la cartera de proyectos mineros que se estima demandará una inversión superior a los US$53 mil millones, cuya ejecución permitiría la generación de 2 millones puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

El problema es que el actual gobierno ha dado muestras que no sabe cómo atender o abordar este tipo de situaciones. La mayoría de los 203 conflictos sociales reportados por la Defensoría del Pueblo en todo el país hasta marzo se concentraron en la segunda mitad del 2021 contra actividades claves para el Perú, como la minería, que sumó pérdidas por S/1.500 millones el año pasado. 

CUAJONE PARALIZADO

En tanto, sigue la incertidumbre de miles de trabajadores de la empresa Southern Perú, encargada de la mina Cuajone, en Moquegua, debido a que el Ejecutivo aún no atiende sus denuncias por bloqueo de la válvula de agua Viña Blanca por parte de los comuneros de Tumilaca, Pocata, Coscore y Tala, que cortaron el suministro del servicio a todo el campamento.

Como se sabe, la minera paralizó sus operaciones desde el 28 de febrero, debido a la medida de fueza de las comunidades que afecta a 5 mil personas que viven en el campamento de la mina. A ello se suma un ataque a sus instalaciones y el robo de equipos de comunicación de la garita de control de la empresa.

Según los habitantes de las comunidades referidas, la compañía ha usurpado sus terrenos, por lo que exigen una indemnización de US$5,000 millones y el pago permanente del 5% de utilidades netas.

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar