DESTACADA INFORMATIVAS

Siguen las movidas en Digimin: vuelve el mayor PNP que se reunió en secreto con Vizcarra

En medio de las versiones de que el gobierno está armando su propia policía política, el jefe de la Dirección de Inteligencia del Ministerio del Interior, Martín Gonzales, ‘Conejo’, empieza a rodearse de viejos conocidos en esta estratégica unidad. Uno de ellos es Manuel Arellanos Carrión, ‘Max’. Pero no es el único.

Manuel Arellanos, ‘Max’, trabajó hasta el año pasado con el ‘Conejo’ en la División de Búsquedas.

Siguen las movidas en la Dirección General de Inteligencia del Mininter (Digimin). Su nuevo jefe, el polémico coronel de la Policía en retiro Martín ‘Conejo’ Gonzales Sánchezen cuya gestión de escapó el exjuez César Hinostroza, cabecilla de ‘Los cuellos blancos’-, viene realizando una serie de gestiones y cambios para conformar su equipo de trabajo.

‘Conejo’ fue colocado en el cargo tras la renuncia de sus dos antecesores, quienes se habrían negado a frenar las investigaciones contra el exsecretario presidencial Bruno Pacheco, hoy prófugo de la justicia.

Entre las nuevas designados figura nada menos que el mayor PNP Manuel Arellanos Carrión, conocido como ‘Max’ entre sus colegas. Por disposición de la Comandancia General de la Policía, se ordenó su reasignación a la Digimid, donde se vuelve a encontrar con ‘Conejo’. Ambos fueron parte de la División de Búsquedas de esta oficina estratégica de Inteligencia.

Esta decisión tendría el aval del ministro del Interior, Alfonso Chávarry, lo que refuerza las versiones de que el gobierno busca armar su propia policía política al servicio de Palacio. Uno de sus primeros objetivos sería que Pacheco no hable, o por lo menos que no incrimine al presidente Castillo ante la fiscalía, como ya lo ha hecho la lobista Karelim López en su proceso de colaboración eficaz.

Un dato relevante es que en febrero del 2022, Arellanos fue retirado de la Digimid y enviado a la Macrorregión Ucayali.

Arellanos, como integrante de la División de Búsquedas de la Digimin, estuvo a cargo de las interceptaciones telefónicas a los implicados del caso ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’ y trabajó directamente con la fiscal Sandra Castro. Su jefe inmediato era ‘Conejo’.

Ambos fueron cuestionados por reunirse de manera clandestina en el departamento del expresidente Martín Vizcarra durante su gestión presidencial. Este encuentro le costó el puesto a Castro, pero Arellanos se mantuvo en el cargo.

‘Conejo’ también colocó al coronel PNP José Luis Alarcón, quien también pasó de la División de Búsquedas a la Dirección de Inteligencia del Mininter. En tanto, el mayor PNP Martín Barco Rivadeneyra pasó de la Dirección Anticorrupción de la Policía a trabajar directamente bajo el mando de Gonzáles Sánchez.

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar