Fecha: 22 Mayo, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.721

Estos son los proyectos que el Estado peruano debe priorizar para crecer

En la actualidad, Perú aún cuenta con proyectos mineros de gran importancia completamente paralizados. Este es el caso de Tía María, Minas Conga y Río Blanco, cuyas inversiones estimadas sumarían US $8,700 millones. 
Gabriela Llontop Publicado 1:13 pm, 9 Enero, 2024

Perú cuenta con una serie de proyectos de inversión paralizados desde hace varios años. Un informe de la Asociación de Contribuyentes del Perú (ACP) reveló que 10 obras de gran envergadura, las cuales aún no son culminadas por el gobierno de turno, cuentan con una inversión superior a los US$13,400 millones. El retraso en la entrega de estas megaestructuras reduce el nivel productivo de los principales sectores económicos como agropecuario, minería, construcción, pesca, entre otros. Esto pone en grave peligro el crecimiento económico a nivel nacional. Además, evita que las necesidades de los contribuyentes sean satisfechas.

  • Terminal Portuario Multipropósito de Chancay. Comprende una inversión de US$3,000 millones.
  • Majes Siguas II. Con una inversión de US$654 millones. Reiniciaría obras en los próximos meses y su puesta en operación permitirá la ampliación de la frontera agrícola en 38,500 hectáreas.
  • Terminal Portuario Muelle Sur Bicentenario. Considera una inversión de US$731 millones. Hasta el momento, el avance comprende la fase 2 asociada a la ampliación del muelle, zonas de almacén y la instalación de dos grúas nuevas.
  • Línea 2 del Metro de Lima y Callao. La inversión es de US$5,346 millones. Tras concluir las obras de la etapa 1A (estaciones entre el mercado de Santa Anita y Evitamiento), se agilizarán las obras de su etapa 1B y la conexión al ramal línea 4.
  • Ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez. La inversión estimada es de US $1,200 millones.
  • Enlaces de transmisión Nueva Yanango-Nueva Huánuco (Yana) y Mantaro – Nueva Yanango-Carapongo (Coya). Considera una inversión de US$544 millones.
  • Autopista del Sol. La inversión proyectada es de 720 millones de dólares. Incluye obras obligatorias, adicionales y para la rehabilitación de sectores afectados por el Fenómeno del Niño.
  • Carretera Oyón-Ambo. La inversión es de US$293 millones.
  • Aeropuerto Internacional Chinchero. El monto estimado a invertir es de US$578 millones.
  •  Red Vial N° 4. Considera una inversión de US$400 millones de dólares.

Nadie sabe si es por desidia o desconocimiento sobre la gestión pública, pero es inaudito que el gobierno peruano aún mantenga tantos proyectos paralizados cuando son la clave para salir de la crisis económica que hoy nos azota. Tal y como mencionó el economista Hans Rothgiesser a Vigilante.pe, impulsar la inversión privada permitirá que el Perú se recupere de la recesión. “¿Cómo quieres reactivar una economía sin escuchar a los gremios privados si son ellos los que van a invertir? Un país para poder progresar necesita profesores, necesita médicos, gasolina y también inversión privada. Tenemos todas esas cosas, menos la inversión privada”, sentenció.

PROYECTOS MINEROS PARALIZADOS

En la actualidad, Perú aún cuenta con proyectos mineros de gran importancia completamente paralizados. Este es el caso de Tía María, Minas Conga y Río Blanco, cuyas inversiones estimadas sumarían US $8,700 millones. Mantener estas megaobras sin funcionar para la exploración y explotación de recursos restringe nuestra oferta y producción de cobre, oro y molibdeno, la cual puede elevar las exportaciones mineras en más de USD 4,500 millones considerando el valor actual de los minerales. Asimismo, tendrían un importante impacto en el PBI nacional.

La cartera de proyectos mineros registra un total de 48 operaciones (47 en cartera y una en construcción). Sin embargo, la mayoría aún no inicia por una serie de factores. Cabe precisar que, en la convención Perumin de 2022, ya se había informado que Perú retrocedió al último lugar en el Índice de Competitividad Minero por la falta de nuevos proyectos de extracción de minerales e hidrocarburos. Esto genera desconfianza entre los inversionistas extranjeros y, por ende, evita que se generen nuevos empleos y oportunidades para los peruanos.

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA