DESTACADA INFORMATIVAS

Asamblea Constituyente le costaría S/450 millones a los peruanos

Mientras los sectores económicos están paralizados producto de las protestas y existe una real necesidad de impulsar trabajos para millones de peruanos, una facción insiste en impulsar una Asamblea Constituyente, la cual sería conformada por 130 asambleístas que estarán en funciones por 9 meses, prorrogables por 3 meses más; es decir, por lo menos un año. Todo ello generaría un millonario gasto que podría ser destinado a sectores que lo necesitan.

Ola de protestas apuntan, también, al pedido de una Asamblea Constituyente para cambiar la Constitución.

La ola de protestas que se desató en el país tienen como principal exigencia la renuncia de Dina Boluarte, el cierre del Congreso, el adelanto de elecciones y una Asamblea Constituyente. Este último punto es una agenda que el gobierno de Pedro Castillo, de sus aliados y de la izquierda han intentado promover sin tener en cuenta el riesgo que promueve como la inestabilidad política, incertidumbre jurídica y el riesgo de que se instaure un régimen autoritario.

A ello se suma la necesidad de generar puestos de trabajo para millones de peruanos y atender la crisis que afrontan los sectores económicos y agrarios debido a la paralización de las actividades por las protestas. Pero además del impacto social que tendría, también generaría un gasto millonario que provendría del dinero de todos los peruanos. En concreto, una Asamblea Constituyente podría costar al menos S/450 millones. ¿Por qué?

La constituyente estará conformada por 130 asambleístas que tendrán las mismas prerrogativas que los congresistas y que estarán en funciones por 9 meses, prorrogables por 3 meses más; es decir, por lo menos un año. A ello se suma que el actual Legislativo se mantendrá en funciones. ¿Qué implica esto? En la práctica, sería como tener un Congreso “paralelo” o “espejo”, incluso a nivel presupuestario.

Es decir, el sueldo y otros beneficios de un asambleísta serían similares al de un congresista, que percibe al mes S/ 26,000, entre remuneración, gastos de representación y bonos de desempeño, más dos gratificaciones al año y compensación por tiempo de servicios (CTS).

El costo de la planilla por un año de 130 congresistas supera los S/40 millones, sin contar CTS. A ello se suman los asesores y el personal por cada asambleísta y sus sueldos, además del alquiler de oficinas y otros temas logísticos. El actual Parlamento tiene 3 mil trabajadores y se destina S/880 millones.

LEE TAMBIÉN:

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar