DESTACADA INFORMATIVAS

Demora en el inicio de temporada de pesca pone en riesgo millonarias inversiones en el sector

Las consecuencia económicas por el retraso en el inicio de la segunda temporada de pesca no solo se dan de manera diaria sino que también afectan las inversiones que el sector privado tenía planeado para el 2023. El Ministerio de la Producción debió dar información sobre el porcentaje de pesca de la biomasa que podrá ser explotado, sin embargo, hasta hoy sigue sin dar información.

El sector pesquero genera 700 000 puestos de trabajo directo e indirecto.

La incapacidad del gobierno de Pedro Castillo para comprar fertilizantes puso en una grave crisis al sector agrícola. Esa misma falta de capacidad para gestionar de manera eficiente los sectores productivos se evidenció, una vez más, en la situación que actualmente afronta el sector pesquero que se mantiene en la incertidumbre debido a que, hasta la fecha, el Ministerio de la Producción (Produce) no da el permiso para el inicio de la temporada anual de pesca de anchoveta. Cabe señalar, que la temporada debió iniciar el 12 de noviembre.

Según la presidenta de la Sociedad Nacional de Pesquería, Cayetana Aljovín, la demora perjudica a la economía nacional debido a que se pierde, por día, aproximadamente US$ 30 millones siendo US$18 millones de manera directa y US$12 millones de forma indirecta.

Las consecuencia económicas del retraso no solo se dan de manera diaria sino que también afectan las inversiones que el sector privado tenía planeado realizar durante el 2023. Es el caso de la empresa pesquera Austral Group que tenía un plan de inversión de US$ 10 millones. Según gerente general de la compañía, Adriana Giudice, las nuevas inversiones se encuentran “en espera” por el retraso de la segunda temporada de pesca.

“Estamos evaluando la dimensión de las inversiones que vamos hacer, toda vez que depende mucho de la segunda temporada de pesca que todavía no se inicia. Tenemos un plan para renovación de flota que venimos ejecutando, sea con la incorporación de nuevas embarcaciones o con la modernización de estas”, declaró Giudice a Gestión.

En esa línea, la gerente mostró su preocupación sobre la proyección en la segunda temporada de pesca ya que es “dificil establecerlo, pues estamos retrasados”. “Generalmente, la temporada abre las primeras semanas de noviembre, pero ya estamos concluyendo la tercera (semana) y no tenemos fecha de apertura (…) Es importante que empecemos la temporada cuanto antes para cerrar bien este año, pues tenemos solo captura a setiembre. Si no podemos exportar nada hasta antes de fin de año, nuestros números finales no van a ser tan positivos. Generalmente, se exporta dentro de los 30 días después de la producción. Si comienza (en estos días), solo vamos a tener para exportar los últimos días de diciembre, eso va a determinar que los niveles de venta totales del año sean menores”, detalló.

Cayetana Aljovín, presidenta de la Sociedad Nacional de Pesquería.

NADIE SE RESPONSABILIZA

Este retraso es responsabilidad del gobierno de Pedro Castillo, específicamente, de los funcionarios del Ministerio de la Producción, quienes aún no emiten la resolución ministerial que delimita el porcentaje de pesca de la biomasa que puede ser explotado este año.

Cabe señalar que la Tabla de Decisión es un documento que especifica los posibles escenarios de explotación y la reacción de la biomasa de anchoveta. Asimismo, es el único informe fiable que reconoce el porcentaje total de pesca por temporada. La cuota no puede sobrepasar el 35% del total de anchovetas. A pesar de la premura por el inicio de la temporada, hasta el momento, Produce no se pronuncia.

SECTOR PESQUERO ES 2.5% DEL PBI

Cabe señalar que el Perú es el productor más grande del mundo de harina y aceite de pescado. Así, nuestro país representa entre el 20% y el 25% del suministro mundial anual de estos productos que son la base de la alimentación para la crianza o cultivo de especies acuáticas de consumo humano, como por ejemplo el salmón o la trucha.

Además, el sector genera 700 000 puestos de trabajo directo e indirecto, y representar alrededor del 2.5% del Producto Bruto Interno (PBI) nacional, según información al 2021.

LEE TAMBIÉN:

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar