Más de 700 mil conductores se verán afectados por cambios en comercialización de gasolina

Redacción Vigilante Publicado 12:38 pm, 15 Junio, 2022

A partir del 1 de julio, solo se venderán en Perú dos tipos de combustible: premium y regular, medida que implicará incremento de precio de entre S/ 2 y S/ 3 por galón.  Además, hay 5,000 grifos que no han sido considerados en un plan o proceso de preparación logístico sobre nuevas disposiciones.

Ilustración: Kike Limaymanta

En 15 días, se aplicará un cambio fundamental en la forma de comercializar las gasolinas en el Perú. Los grifos solo venderán dos tipos de gasoholes: regular y premium, medida que se aprobó en mayo del 2021 a través del Decreto Supremo 014-2021-EM. ¿Qué implica esto? Que la gasolina regular (91 octanos) agrupará a las de 84 y 90 octanos, y la gasolina premium (96 octanos) incluirá a las 95, 97 y 98.

En el corto plazo, esta simplificación aumentará entre S/2 y S/3 el precio por galón del combustible regular, porque el conductor que hoy le echa gasolina 84 a su vehículo tendrá que comprar gasolina de 91, que es de mejor calidad, pero tendrá que pagar más, lo cual afectará el presupuesto de los sectores de la población que menos poder adquisitivo tienen, en un contexto de alza generalizada de precios en el país y una inminente crisis alimentaria encima.

Para dimensionar el impacto de la medida, el economista Cacio Aldana, investigador de la Asociación de Contribuyente del Perú y del Instituto Acción, analizó la Encuesta Residencial de Consumo y Usos de Energía (ERCUE) 2019-2020, y halló que cuatro de cada cinco hogares en el Perú declararon usar gasolina como combustible vehicular. El gasohol de 90 octanos, seguido por el de 84 octanos, son los de mayor consumo a nivel nacional con una mediana mensual por hogar de 15 galones.

Las cifras muestran el 47% de los usuarios de combustible vehicular en el Perú usan gasolina de 90 octanos, lo que en términos absolutos equivale a 1,658,500 vehículos. En segundo lugar están los consumidores de gasolina de 84 octanos, con una presencia del 20% que corresponde a 705,745 vehículos. Estos últimos son los que enfrentarán los sobrecostos para abastecerse de combustible.

“A nivel regional, tenemos zonas como Puno, Piura y Lambayeque, que dependen en gran medida del gasohol 84, quienes también se verán afectados con la nueva denominación del combustible y su evidente aumento de precio”, explica Aldana.

“La encuesta también revela que uno de cada tres hogares destina alguna de sus unidades motorizadas como herramienta de trabajo, negocio o actividad productiva, que en el caso del consumo de la gasolina de 84 octanos, se verían afectados 56,359 vehículos que se dedican a una actividad económica en particular, que por el tipo de combustible, es previsible que gran parte de ellos sean taxistas”, agrega.

Además, la composición del consumo de gasolina de 84 octanos respecto al área donde se encuentran los usuarios es otro dato a tener en cuenta. Hay una mayor concentración en las áreas rurales, con un 70.17% (495,221 vehículos), frente al 29.83% de las áreas urbanas (210,524 vehículos), lo que indica que la población más vulnerable a nivel económico será la más afectada por la medida.

A ello se suma otro problema: en Perú hay unos 5,000 grifos que no han sido considerados en un plan que contemple un proceso de preparación logístico y de conocimiento sobre las nuevas disposiciones del DS 014-2021-EM.

“Esta ausencia de criterios, generará distorsiones y riesgos en la distribución de los combustibles en las estaciones de servicios, que se complementa con ineficiencias en el proceso de tributación, un escenario totalmente innecesario para la difícil situación política, social y económica que atraviesa el país”, comenta Aldana.

Lee también:

COMPARTIR NOTICIA