Fecha: 13 Junio, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.779

¿Qué hacer para destrabar las más de 1.700 obras públicas paralizadas?

Redacción Vigilante Publicado 11:08 am, 2 Mayo, 2022

MEF presentó un proyecto de ley con el objetivo de priorizar proyectos de infraestructura y reactivarlos, pero una norma por sí sola no solucionará los problemas de fondo de gestión, eficiencia y corrupción. 

El Gobierno presentó una ley que busca destrabar obras públicas paralizadas. ¿Será suficiente?

En Perú, hay al menos 1.770 obras públicas paralizadas, por un valor de más de S/ 12.000 millones, según INFObras, por lo que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) presentó al Congreso un proyecto de ley para priorizar algunos proyectos y poder destrabarlos.

La iniciativa plantea crear un inventario nacional bajo los siguientes criterios: i) obras con avance físico igual o mayor al 40% con contrato vigente; ii) obras sin ejecución física por 6 meses o más; III) u Obras que provengan de un contrato resuelto o anulado.

El inventario estará a cargo Sistema Nacional de Programación Multianual y Gestión de Inversiones, ente adscrito al MEF y que tiene como finalidad la orientación del uso de los recursos públicos para la efectiva prestación de servicios y la provisión de la infraestructura. Cada 31 de diciembre, como máximo, se deberá actualizar ese inventario.

Sin embargo, expertos sostienen que si bien la iniciativa legislativa es positiva, no será suficiente, porque no abordan los problemas de fondo de gestión, eficiencia y corrupción que proyecto que las se paralicen, y además urgen otras medidas de corto plazo, porque la inversión pública volvió a caer en marzo (5.9% respecto de marzo del 2021) y suma seis meses consecutivos en rojo.

Según la Contraloría, entre las principales razones que provocan que una obra pública se paralice están las deficiencias en expedientes técnicos, la falta de funcionarios capaces e idóneos y la maraña burocrática, a lo que su suma la corrupción, que es un problema transversal en todo la administración pública. De hecho, en 2020, de cada S/ 100 gastados en inversión pública, 16% se perdieron por corrupción.

El otro problema con el proyecto del MEF es que una ley toma tiempo. Tras aprobarse, debe reglamentarse y capacitarse al personal para aplicarla, por lo que a la par se necesitan otras medidas de impacto más inmediato.

En 2019 se emitió el Decreto de Urgencia N° 008-2019, que fijaba medidas extraordinarias para la reactivación de obras públicas paralizadas, como renovar los contratos o cambiar la transición de concesionarias, o contratistas, y establecía ya el criterio de avance físico igual o superior del 50% que usa el proyecto del MEF. Este decreto ayudó a que se ejecuten poco más de 100 obras, pero con la pandemia todo se paralizó.

¿Qué hacer en el corto plazo?

Entre lo que sugieren algunos expertos están el impulso a las obras por impuestos, la capacitación, mejorar las medidas de control y respetar los criterios de meritocracia en la administración pública.

Por ejemplo, Eloy Durán, ex director general del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), planteó crear un consejo de disputas con representantes del contratista, la entidad contratante y de la Contraloría, que se enfoque en reactivar obras paralizadas hace tres meses o menos, porque existe una mayor posibilidad de que se retomen, a diferencia de las que ya tienen seis meses o un año sin ejecución.

El especialista agregó que también deberían priorizarse las obras más fáciles de destrabar (vías, pistas, veredas y carreteras, etc), a la par de dedicar más tiempo a las más difíciles, como los proyectos de salud y saneamiento, así como encargar algunas obras paralizas al sector privado vía obras por impuestos

El otro problema que provoca el embalse de obras es que el país tiene sistemas públicos que no están integrados, procedimientos poco claros y funcionarios ediles o regionales que no conocen una serie de normas, sostiene Karla Gaviño, docente docente de la Escuela de Gestión Pública de la Universidad del Pacífico.

“Todas estas distintas áreas que participan del ciclo de vida de la inversión deben contar con personal más idóneo y meritocrático, así como con contratos que les permitan salir de situaciones laboralmente precarias, esto es importantísimo también para atraer buenos funcionarios públicos”, explica, al remarcar que cualquier medida será insuficiente si no viene acompañada de una estrategia de capacitación.

COMPARTIR NOTICIA