DESTACADA INFORMATIVAS

Pedro Castillo anuncia progreso del sector educación, pero la realidad revela lo contrario

El gobierno del profesor no promueve un verdadero sistema de educación descentralizado, pese a contar con el 18.2% del presupuesto del año fiscal 2022

El presidente Pedro Castillo se presentó ante el Congreso de la República el pasado martes 15 de marzo. En su discurso, el jefe de Estado mencionó algunos avances significativos que tuvo su gestión hasta el momento, sin embargo, en el eje que concierne a las acciones adoptadas por el gobierno perulibrista en relación a la educación peruana existen múltiples incongruencias.

En primer lugar, Castillo Terrones afirmó que las clases presenciales ya se iniciaron en 18 regiones del país. No obstante, es imposible no preguntar qué sucede con las otras 6 regiones restantes que, hasta el momento, no albergan a escolares en los salones de los centros educativos. Si bien, el mes de marzo aún no termina, es preciso cuestionar a qué se debe la prolongación del inicio de clases en algunos departamentos del Perú.

Quizás, la decisión por parte del Ejecutivo y demás unidades responsables del sistema de educación se basa en la infraestructura precaria de algunas instituciones o la falta de docentes y/o directores en diversos planteles educativos a nivel nacional.

El ministro de Educación, Rosendo Serna, confirmó que 21mil 718 escuelas se encuentran en situación de riesgo. Esto, incluso cuando el Estado asignó el 18.2% del presupuesto total del año fiscal 2022 al sector. De acuerdo a un informe nacional de la Contraloría General de la República, al menos el 50% de escuelas públicas no poseen servicios básicos para el retorno a clases, además, tampoco cuentan con infraestructuras aptas para recibir estudiantes.

Uno de los más claros ejemplos de las cifras reveladas por el titular de la cartera de Educación es la región Huancavelica. Pues, en este departamento son 188 los colegios que se encuentran en pésimas condiciones para el inicio del año escolar.

Pero, ¿Qué sucede en Huancavelica?

Según información de Correo, el director regional de educación, Julio Sáez, denunció públicamente las deficiencias con las que cuentan diversos planteles en dicha región. Afirmó que estos no son los únicos colegios que no se encuentran en óptimo estado para albergar alumnos, sin embargo, considera que la situación de los 188 es la más alarmante. Además, precisó que los centros educativos en peores condiciones se encuentran en las provincias de Huancavelica y Tayacaja.

Por otro lado, esta región no solo cuenta con pocas unidades escolares en funcionamiento, sino que tampoco cuentan con directores. Hasta la fecha, cerca de una docena de planteles educativos permanece sin un director normbrado.

Esto no solo es un problema que impide que se mantenga el orden institucional dentro de las instalaciones, sino que también evita que, por temas de logística y permisos, el colegio pueda hacerse acreedor del presupuesto asignado por el gobierno local y central para las refacciones o compra de implementos básicos.

Es así que, debido a estas falencias, es probable que otro ítem del cuarto eje del discurso del presidente no pueda ser utilizado en Huancavelica. Pues, de los S/. 561 millones de soles que Pedro Castillo pretende asignar para el mantenimiento de colegios y la compra de kits de higiene en escuelas a nivel nacional, al menos 12 colegios de Huancavelica no podrán hacer uso del dinero hasta que un director apruebe la transferencia y se efectúen las cotizaciones con los proveedores autorizados.

Más casos

Si bien los problemas que posee Huancavelica son los suficientemente alarmantes como para preguntar qué hace el Estado para evitar que este tipo de situaciones se sigan reproduciendo, también es preciso hacer hincapié en qué hace el Gobierno para remediar o investigar a fondo las irregularidades que presenta este sector en las demás regiones del país.

En Ayacucho, cerca del 40% de instituciones no se encuentra preparada para recibir a estudiantes, según los datos que posee la Dirección Regional de Educación. A este inconveniente, se le suma que solo el 60% de directores ha sido asignado a sus centros de trabajo como corresponde. Esto quiere decir que, el 40% restante aún no se incorpora a los centros de estudios y, por ende, no pueden hacer uso del presupuesto para refaccionar el mobiliario escolar.

Situaciones similares se observan en Ica, Áncash, La Libertad, Piura, Lambayeque e, incluso, en la propia Lima Metropolitana.

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar