Fecha: 22 Junio, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.795
| PERÚ

CORPAC: su reforma o disolución parece inminente

El desempeño de nuestros aeropuertos en comparación con otros de la región está directamente vinculado a la gestión de CORPAC, proveedor monopólico y privilegiado de todas las operaciones aeroportuarias del país.
Redacción Vigilante Publicado 12:04 pm, 5 Junio, 2024

La competitividad aeroportuaria del Perú enfrenta una situación crítica. En 2024, el aeropuerto Jorge Chávez, el más importante del país, no apareció en el ranking de los 120 mejores aeropuertos del mundo elaborado por Skytrax. Esta caída es alarmante si consideramos que en 2023 ocupaba el puesto 89 y en 2022 el 73. Este ranking se basa en encuestas al público y a clientes del aeropuerto, lo que refleja una percepción negativa de los usuarios respecto a los servicios ofrecidos por el aeropuerto limeño.

Pero esta tendencia desfavorable no es nueva. Antes de la pandemia, el Reporte de Competitividad Global 2019 del Foro Económico Mundial situaba al Perú en el puesto 92 de 141 en eficiencia de los servicios de transporte aéreo, un retroceso de 6 posiciones respecto a 2018. Así, nos ubicamos entre los peores países de la región en términos de infraestructura y calidad de servicios aeroportuarios.

¿Quién está detrás de este retroceso para nuestra reputación turística a nivel mundial? CORPAC tiene la responsabilidad de organizar, dirigir, coordinar, controlar y supervisar la prestación de los servicios de tránsito aéreo, información aeronáutica, comunicaciones y meteorología de todos los aeropuertos del país, sin excepción. Y la evidencia indica que su capacidad actual es insuficiente para enfrentar los desafíos que vienen. La caída en los rankings internacionales y el retroceso en la eficiencia de los servicios de transporte aéreo que acabamos de analizar, son señales claras de que la gestión de CORPAC es deficiente.

Y la situación puede ser mucho más grave. En lo que va del año 2024, según estadísticas del Mincetur, el 62% de los pasajeros (más de 6 millones de personas) vienen usando el aeropuerto Jorge Chávez. Esto significa que el volumen total de pasajeros que llega al Perú regresa a cifras prepandemia. La nueva pista del aeropuerto capitalino aumentará la capacidad de pasajeros, pero esto solo será beneficioso si la gestión de CORPAC mejora, cosa que es muy difícil de prever si analizamos las características de esta entidad estatal, privilegiada y sin competencia en el mercado

En conclusión, la gestión actual de Corpac es insuficiente para garantizar servicios de calidad en el sector aeronáutico peruano. Si no se toman medidas urgentes y radicales, el país continuará perdiendo competitividad en turismo, lo que tendrá consecuencias negativas para el desarrollo económico y turístico del Perú.

Algunos datos preocupantes:

CORPAC tiene un presupuesto de prácticamente S/ 421 millones para el 2024, de los cuales el 54% se destina al pago de personal (S/ 230 millones aprox.). Lo que preocupa sobremanera: de lo que se paga al personal, el 10% (más de S/ 23 millones) se gasta en horas extra. ¿Por qué tanto dinero en horas extra? Estas se generan porque CORPAC tiene un sindicato “exclusivo” de controladores aéreos y trabajadores que no permite el ingreso de más personal que pueda responder a una demanda creciente. Luego, este mismo sindicato se queja de que sus operadores no descansan, piden aumentos de sueldos y hacen huelgas. De locos.

Otro dato que preocupa: el 30% del total del presupuesto para el gasto 2024 se va a destinar a “servicios prestados por terceros” dentro de los cuales se encuentran conceptos como “auditorias”, consultorías, asesorías, otros servicios. Dentro de los servicios prestados por terceros, el que cuenta con más dinero es la partida de “mantenimiento y reparación”, concepto que cobra importancia dada la falla de las luces de la pista de aterrizaje del Jorge Chávez.

*Texto hecho por la Asociación de Contribuyentes del Perú y publicado en Perú21.

COMPARTIR NOTICIA