Fecha: 22 Mayo, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.726

Minería sufre los estragos de la excesiva tramitología: sector perdió una inversión de más US$46 mil millones en 2023

En 2023, la cartera de inversión minera contaba con 46 proyectos de inversión. Del total, 34 unidades mineras, valorizadas en $46,235 millones, 11 proyectos están retrasadas por decisión de la empresa y 23 se encuentran en stand by debido a conflictos sociales y atrasos administrativos. La excesiva tramitología provocó que el país pierda alrededor de más de S/46,000 millones en producción anual de minerales y que por cada S/1,000 en exportaciones, el PBI nacional no crezca en S/1,464 y no se recauden S/241 en impuestos.
Gabriela Llontop Publicado 6:17 pm, 17 Abril, 2024

El sector minero es uno de los pilares estratégicos del crecimiento económico nacional, sin embargo, la excesiva tramitología para aprobar un nuevo proyecto desalienta la inversión. En 2023, la cartera de inversión minera contaba con 46 unidades mineras a la espera de iniciar con sus respectivos procesos de aprobación, sin embargo, solo 10 fueron habilitadas sin fecha de inicio programada y 2 son minas nuevas sin demoras identificadas. De las 34 restantes, las cuales están valorizadas en $46,235 millones, 11 están retrasadas por decisión de la propia empresa, mientras que 23 se encuentran en stand by debido a conflictos sociales y atrasos administrativos.

Actualmente, para que una empresa minera pueda funcionar en el país debe someterse a 232 procedimientos administrativos, los cuales están sustentados en 470 normas legales y cuenta con la participación de 29 entidades públicas. El excesivo papeleo provocó que proyectos mineros que el país pierda alrededor de más de S/46,000 millones en producción anual de minerales.

Según un informe de la Asociación de Contribuyentes del Perú (ACP) por cada S/1,000 que el Perú gana por exportaciones mineras, el PBI crece en S/1,464 y se recaudan S/241 en impuestos. Asimismo, por cada puesto de trabajo creado en el sector, se genera 8 empleos adicionales en otros rubros. Si estos proyectos hubiesen iniciado durante el periodo de tiempo programado, el Estado hubiera recaudado S/123 mil millones, lo que equivale al 75% de los ingresos promedio del gobierno durante el último quinquenio. En cambio, la no ejecución de estas minas entre 2008 y 2022 provocó que se pierdan casi S/700 mil millones a favor del PBI.

Las reglas de juego en minería deben de cumplirse. El Estado no puede darse el lujo de dejar de supervisar adecuadamente el correcto cumplimiento de los procedimientos administrativos, sin embargo, sí puede reducir la burocracia y agilizar la entrega de permisos a los proyectos que cuenten con la documentación en regla. La minería, durante los últimos 10 años, aportó con un 60% de las exportaciones del país, con un 11% de la inversión privada, el 11% de la producción nacional, el 8% de los ingresos fiscales y el 5% de la fuerza laboral.

Si tan solo nuestras autoridades trabajarán de manera estratégica para frenar conflictos sociales y destrabar proyectos por la infinidad de trámites que una empresa debe realizar, el Perú habría ganado 1% del PBI con el inicio de las operaciones de Tía María, en Arequipa, o podría incrementar la producción anual de cobre y oro en 84% y 33%, respectivamente.

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA