Fecha: 22 Abril, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.693

Incapacidad técnica del Estado petardea la pesca: menor captura de anchoveta generó perdidas millonarias

Imarpe consideró que la pesca de anchoveta puede darse desde los 10.5 centímetros, pero Produce impuso que sea de 12, cerrándole el camino al sector pesquero que está a punto de hundirse, sobre todo al sur del país.
Gabriela Llontop Publicado 2:13 pm, 14 Marzo, 2024

El sector pesquero industrial sufre el impacto negativo de la incapacidad técnica de entidades como el Ministerio de la Producción (Produce) y el Instituto del Mar del Perú (Imarpe) para resolver temas mínimos ligados a la normativa sobre la talla mínima legal de captura de anchoveta. Por menos de dos centímetros, se estarían perdiendo millones en inversión y cientos de puestos de trabajo.

La restricción del tamaño mínimo de anchoveta es uno de los problemas, pues un ejemplar debe tener 12 centímetros para ser capturado a pesar de que, según Imarpe, la talla mínima en el sur del país (Arequipa, Moquegua y Tacna) es de 10.5 centímetros. “Al establecer las vedas de acuerdo a una talla incorrecta reduce exponencialmente la capacidad de pesca en la región”, alertó Macroconsult en su informe “Impacto económico del ordenamiento pesquero de la anchoveta en la zona sur”.

Esto genera que se restrinja casi en su totalidad la captura del recurso por considerarlos en su etapa juvenil, a pesar de que no genera algún daño ambiental. A su vez, generó que el sector esté gravemente afectado en 2023, con pérdidas en exportaciones de aproximadamente US$ 594 millones.  Cabe precisar que, de permitirse la captura de anchovetas con 10.5 centímetros, los pescadores hubiesen podido desembarcar 963 toneladas más de anchoveta que entre 2016 y 2023. Asimismo, hubiesen producido 233 toneladas de harina de pescado y 24 mil toneladas de aceite.

Cabe agregar que la limitación en la captura de anchovetas también causó la quiebra y desaparición de varias plantas procesadoras de pescado. Según datos de la consultora, de las 13 plantas de procesamiento de anchoveta, ubicadas en el sur, que funcionaban en el 2011, solo cuatro están operativas en la actualidad.

En esa línea, la inactividad de estas plantas también se debe a la eliminación del Régimen Especial de Pesca (REP), pues impidió que se pesque a partir de la primera milla y generó pérdidas de 3,05 millones de toneladas métricas de desembarque de anchovetas, lo que se traduce en alrededor de S/4,500 millones en Valor Agregado Bruto (VAB) y US$ 1,886 millones en exportaciones.

A su vez generó que, en comparación con años anteriores, la Zona Sur aporte solo el 8% al PBI de la pesca y que nuestros competidores más cercanos, las empresas pesqueras chilenas, produzcan más y ganen más  debido a las regulaciones equivocadas en el Perú,  a la burocracia poco técnica y a la insensibilidad del Estado de no resolver problemas sencillos que tienen consecuencias gravísimas. Por eso, es primordial que Produce e Imparte evalúen la viabilidad de reducir la talla de anchoveta que se permite pescar en la zona sur del Perú con la finalidad de sacar adelante el sector.

 

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA