Fecha: 4 Marzo, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.778

Empresas estatales a la baja: Petroperú y Sedapal en déficit económico

El informe anual del BCR apunta que las empresas del Estado registraron un déficit económico de S/2.565 millones. A pesar de ello, están dispuestas a adquirir mayores gastos operativos y deudas.
Paula Riolo Publicado 11:07 am, 12 Mayo, 2023

El Banco Central de Reserva (BCR) mostró un adelanto de lo que será su memoria anual e informó que las empresas del Estado registraron, durante el 2022, un déficit económico de S/2.565 millones. La elevada cifra es preocupante, sobre todo cuando al cierre del 2021, las empresas registraron un superávit de S/ 150 millones. Sedapal, la administradora de servicio de agua en Lima, y Petroperú serían las principales “responsables” de este panorama. Sin embargo, a pesar de la deuda, ambas compañías planean asumir millonarios gastos operativos este año.

El documento del BCR especifica que PetroPerú se mantiene en su racha de déficit, mientras que Sedapal y Electroperú presentaron un superávit en 2021. De acuerdo a la entidad, el aumento al 2022 de los ingresos corrientes es de S/6.688 millones, mientras que los gastos aumentaron S/12.834 millones en el mismo periodo.

¿QUÉ PASÓ CON PETROPERÚ?

Petroperú registró un aumento del gasto corriente del 60% durante el año pasado. Estos gastos contemplan la compra de bienes, servicios, pago de planilla y deudas, y sumaron S/30.045 millones en el 2022; mientras que en el 2021 la suma fue de S/18.934 millones. Debido a ello, la pérdida de la entidad fue de S/2.847 millones. Además, de acuerdo al informe del BRC, la situación se debió a al aumento del precio de compra de petróleo crudo y derivados, así como la concentración del pago de obligaciones con los proveedores externos.

De acuerdo con PetroPerú, los resultados del informe que evidencian déficit son “un impacto de las decisiones tomadas por la anterior administración de octubre 2021-marzo 2022″.  Sin embargo, a pesar del endeudamiento, la empresa financiará gastos operativos, debido a que su utilidad seguirá siendo negativa hasta el 2024, debido a los gastos que genera la refinería de Talara, que tiene una depreciación estimada en US$ 312 millones. La empresa tiene que pagar dos emisiones de bonos y un crédito, los cuales están sindicados por 13 bancos que suman US$ 4,300 millones. Para poder financiar sus operaciones, Petroperú accederá a un nuevo endeudamiento de US$ 1,200 millones. ¿Cómo podría una compañía del Estado pagar todas las deudas pendientes?

¿Y SEDAPAL?

El BCR informó que el caso de Sedapal se debe a un efecto estadístico frente al la percepción de mayores ingresos de capital en 2021 por la transferencia que efectuó el Gobierno ante la emergencia sanitaria del 2020. Sin embargo, sumaron al déficit por “los mayores gastos corrientes en remuneraciones, bienes y servicios (reparto de agua en cisternas, mantenimiento y reparación de redes)”.

Dicho déficit fue paleado de forma parcial con el reajuste tarifario de julio y agosto del 2021, que generó mayor recaudación, así como el de mayo y agosto del 2022.

Sin embargo, Sedapal tendría que asumir el costo de administración de los medidores de agua por una decisión que la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass). La cual pretende imponer a los usuarios, a pesar de ser, a todas luces, y anti técnica, puesto que convierte a Sedapal y el resto de EPS en “juez y parte” de los procesos de evaluación, desapareciendo a las empresas privadas independientes que desarrollan la actividad técnica y, sobre todo, imparcial de verificación, contraste y fiscalización de los medidores de agua.

Paula Riolo Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA