DESTACADA INFORMATIVAS

Torres se burla de las críticas a su designación como jefe del gabinete de asesores de la PCM

El expremier afirmó que no hay “ningún inconveniente” con mantenerse trabajando en la Presidencia del Consejo de Ministros luego de haber renunciado al cargo y generar una crisis política al interpretar a su antojo la decisión del Congreso sobre la cuestión de confianza que solicitó. En el Congreso consideran que su designación es una “provocación”.

¿Cuestión de risa? Torres también defendió su interpretación de la confianza.

El expremier, Aníbal Torres, consideró que las críticas a su rápida designación como nuevo jefe de asesores de la Presidencia del Consejo de Ministros es materia de risa y no de transparencia pues al ser consultado sobre el tema prefirió reírse y responder de manera sarcástica.

Respeto sus opiniones en el sentido que dicen que es ilegal. Seguramente están hablando de algún ordenamiento jurídico distinto al peruano. No hay ningún inconveniente, ni ningún impedimento”, afirmó sobre los cuestionamientos que se generaron tras su designación pues se vulnerando la Ley de Contrataciones del Estado.

Nuevo jefe de asesores se pronunció el miércoles 30 de noviembre.

El texto único ordenado de la Ley 30225, en el artículo 11 dispone que cualquiera sea el régimen laboral de contratación aplicable, están impedidos de ser participantes, postores, contratistas o subcontratistas, incluso en las contrataciones iguales o inferiores a 8 UIT, entre otros, a las autoridades del gobierno central como el presidente, los vicepresidentes, los congresistas, los ministros de Estado y viceministros, en todo proceso de contratación mientras ejerzan el cargo; luego de dejar el cargo, el impedimento establecido para estos subsiste hasta 12 meses después y solo en el ámbito de su sector. Es decir, que Chávez no espero el tiempo correspondiente para contratar a Torres. Sin embargo, desde PCM afirmaron que se trata de un cargo de confianza por lo que no procede dicho impedimento.

Sobre ello, el congresista Alejandro Cavero envió un oficio a la premier Betty Chávez para que informe “sobre las condiciones de la cuestionada contratación de Torres y la violación a la ley de contrataciones en que se habría incurrido”.

En tanto, el congresista Edward Málaga cuestionó la designación de Torres como asesor de PCM y consideró que “es razón suficiente para no dar la confianza al gabinete Chávez”. “Hay otras razones de peso pero burlarse del país es una línea que nunca debieron cruzar”, agregó.

Por su parte, Vivian Olivos de Fuerza Popular, sostuvo que mantener a Torres en PCM es “claramente un acto de provocación”. “Como si el Perú no hubieran más profesionales, éste es un carrusel, al final suben y bajan pero siguen en el mismo juego siniestro. Ahora ya no es asesor… Aníbal Torres es jefe de gabinete”.

DEFIENDE SU INTERPRETACIÓN

En otro momento, Torres afirmó que el gobierno no busca cerrar el Congreso, pero defendió su interpretación que realizó a la cuestión de confianza que solicitó al Congreso por la Ley de Referéndum.

El Ejecutivo no tiene ningún propósito de cerrar el Congreso. Eso es lo que dice la legión de juristas y constitucionalistas que tiene el congreso, pero son sus opiniones”, sostuvo en referencia a las varias posturas de expertos que señalan que la postura que optó Torres durante su gestión como premier es inconstitucional y allanó el camino para un cierre del Parlamento.

Cabe señalar que por realizar una interpretación irregular, el Congreso decidió presentar una demanda competencia y una medida cautelar ante el Tribunal Constitucional para que dilucide la situación.

Quieren sacar al presidente por cualquier media, justo o no justo, con razón o sinrazón. He hablado correctamente, pero no voy a explicar mi forma de actuar”, agregó el expremier.

LEE TAMBIÉN:

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar