DESTACADA INFORMATIVAS

Mininter admite que en los ascensos hubo un mecanismo de “selección” y no “concurso”

El sector Interior señala que en el proceso en la Policía del año pasado, en el que la fiscalía investiga el pago de sobornos al presidente Castillo, no hubo cuadro de méritos, al negarse a entregar información al Congreso sobre los puntajes de cada uno de los postulantes del 2021.

Cada vez queda más en evidencia la forma turbia en que se manejaron los asecensos en la PNP en 2021.

Una nueva y grave evidencia en el caso de los ascensos en la Policía Nacional en 2021 reforzaría la tesis de la fiscalía que investiga el presunto pago de sobornos en este proceso al presidente Pedro Castillo a través de sus escoltas.

¿De qué se trata?  El pasado 28 de septiembre, llegó al Congreso un oficio del Ministerio del Interior (Mininter), remitido al legislador Alfredo Azurín (Somos Perú), quien solicitó información sobre el tema a inicios de agosto, en el que señala que no se formuló un cuadro de méritos con los puntajes obtenidos por los oficiales que postulaban a un ascenso en noviembre del año pasado, reveló El Comercio

Según un informe de la Dirección de Recursos Humanos de la Policía del 12 de setiembre, que el Mininter remitió junto con el oficio al citado congresista, el proceso de ascensos se realizó bajo un mecanismo de “selección” y no por “concurso”. 

El documento agrega que fue una junta, presidida por el entonces jefe de la PNP Javier Gallardo, la encargada de evaluar la relación de los 178 coroneles PNP que postularon al grado de general sin el puntaje que alcanzaron en sus pruebas.

¿Qué implica esto? Que en la práctica, los ascensos se dieron a dedo, con lo que se hace más evidente de que se trató de un proceso irregular y amañado, como sospecha la fiscalía.

El exsubcomandante general de la PNP Javier Bueno, cuestiona la versión del Mininter, porque los ofciales que postularon a los asecensos obtuvieron un puntaje total del 1 al 100 por cuatro fases de evaluación que pasaron: desempeño, formación profesional, percepción del cuerpo de los oficiales generales y entrevista personal. En base a esto se otorga el ascenso a general.

De acuerdo con Bueno, un detalle que no es menor: el año pasado Gallardo le dio a la entrevista personal un inusual peso de 50 puntos. Con ello, tuvo el control total de quienes iban a ascender luego, con la venia del presidente Castillo. ¿La razón? Un general PNP solo puede ser ascendido con una resolución suprema firmada por el jefe del Estado, a diferencia de oficiales de menor rango.

Sobre el caso de los ascensos, el exsecretario de Palacio Bruno Pacheco, hoy colaborador eficaz de la fiscalía, reveló que se pagaron al menos US$20 mil a Pedro Castillo, a través de sus escoltas, por cada ascenso en la PNP previa coordinación con Gallardo.

Lee también:

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar