DESTACADA INFORMATIVAS

Aníbal Torres sobre millonarios negocios de su hermano con el Estado: “Muéranse de envidia”

El premier se burla de críticas y cuestionamientos a contratos que suscribe la empresa de su familia, que en lo que va del 2022 ha recibido S/ 2.3 millones por órdenes de servicio que emitió el Cenares, pese a que la ley lo prohíbe.

Desbocado. El premier Torres volvió a arremeter contra los medios que lo cuestionan.

El premier Aníbal Torres volvió a defender la situación de su hermano, Víctor Torres Vásquez, quien sigue contratando con el Estado, pese a que la ley es clara y lo prohíbe, porque es familiar directo de un alto funcionario del gobierno.

“Si gana millones, ese es el peruano. Nos mata la envidia, muéranse de envidia los que están contra eso. Gana su dinero honestamente y no debe millones al Estado como esos que critican desde su medios que no pagan impuestos al Estado”, dijo en conferencia de prensa, al señalar que hay un laudo arbitral que le permite a su familiar seguir haciendo millonarios negocios con Estado.

“Mi hermano trabaja con su almacén desde hace muchos años, mucho antes de que yo ingresara como ministro (…). Hay un arbitraje que dispone que se mantengan las cosas tal y cual están”, alegó Torres.

Los antecedentes

Víctor Torres Vásquez y su hijo, Iván Torres García, fueron señalados de ser parte de una red de corrupción que montó el exacalde de Chiclayo Roberto Torres, hoy en prisión por otros delitos, según reveló en mayo el programa Contracorriente. 

Ambos fueron parte del Consorcio Trasatlántica y estaban acusados del delito de cohecho por presentar documentación falsa para ganar una licitación en la municipalidad de Chiclayo, en el 2013, que consistía en el mejoramiento del pavimento y veredas del casco central de la capital de la región de Lambayeque.

Por este caso, la fiscalía pidió 9 años de prisión para los implicados. El Poder Judicial ya dictó una primera sentencia de 2 años y 6 meses contra el hermano del titular de la PCM, pero luego la sentencia fue sustituida por jornadas de prestación de servicios a la comunidad. Por ello, el Ministerio Público apeló.

El caso Aldem

Ademas, el hermano del premier es accionista de Aldem SAC, empresa que fue inhabilitada en abril de este año por el tribunal de contrataciones del OSCE, que un mes después, en segunda instancia, ratificó la sanción.

Se supone que esa empresa ya no puede contratar con el Estado, pero aún así ha ganado S/ 2.3 millones por órdenes de servicio que emitió el Cenares en lo que va del 2022, aun luego de la sanción.

Para la inhabilitación, la OSCE advirtió que, en setiembre del año pasado, cuando Aldem y Cenares suscribieron un nuevo acuerdo para el alquiler de un local, el apoderado de la empresa ya tenía como hermano a un ministro de Estado: Aníbal Torres, en ese entonces titular de Justicia.

Cinco días después de esa sanción, el Cenares suscribió una adenda con la empresa de Víctor Torres. La adenda en cuestión, suscrita el 25 de abril, se aplicó a un contrato de alquiler que el Cenares arrastra con Aldem desde 2016.

Era la novena adenda que se suscribía, gracias a la cual la empresa de la familia del premier Torres ha podido seguir recibiendo dinero del Estado y podrá seguir haciéndolo por lo menos hasta el 2023.

Desde agosto del año pasado, ya con Pedro Castillo en el poder y Aníbal Torres en el gabinete, la empresa del hermano del premier ha facturado más de S/6 millones al Estado. Todo a través de órdenes de servicio con Cenares.

Lee también:

 

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar