Fecha: 4 Marzo, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.778

Contraloría confirma que secretario de Palacio no cumple requisitos para el cargo

Redacción Vigilante Publicado 3:24 pm, 20 Abril, 2022

El caso de Jorge Alva, que en 2013 además fue denunciado por violencia familir, se suma a una larga lista de designaciones de altos carhos del gobierno que no cumplen los criterios mínimos de idoneidad.

Ya los antecedentes de violencia familar de Alva Coronado no descalificaban para el cargo.

La Contraloría General de la República concluyó que el secretario general de Palacio de Gobierno, Jorge Alva Coronado, quien fue designado el 16 de marzo por el presidente Pedro Castillo en reemplazo de Carlos Jaico, no acreditó los requisitos mínimos de experiencia para el cargo. A ello se suma que fue denunciado dos veces por violencia familiar.

Según el Informe N°001-2022-OCI, ese nombramiento pone en riesgo la legitmidad de los actos administrativos emitidos durante su cargo, es decir, todos los documentos que ha firmado durante su gestión.

Alva Coronado consignó en su hoja de vida que trabajó en la Municipalidad de Jesús María como subgerente; en la jefatura en la suboficina de Recursos Humanos de OSINFOR; como administrador de campamento en la minera Tinka Resources; y como gerente de administración en una librería-imprenta.

Sin embargo, según la Contraloría, esa trayectoria profesional no es suficiente para ocupar un alto cargo en Palacio pues debe contar como mínimo con cinco años de experiencia específica en puestos de nivel jerárquico similar, ya sea en el sector público como privado.

VIOLENCIA FAMILIAR

La denuncia por violencia familiar contra Alva Coronado, revelada por Perú21, es de octubre de 2013, cuando su esposa Lourdes Rubio Castro, natural de Chota, Cajamarca, lo denunció porque el nuevo secretario de Castillo la obligó a irse de la casa familiar en el Cercado de Lima que ambos ocupaban junto a sus tres menores hijos.

El parte policial 3067878 de la época señala que la denunciante dijo que “desde hace un mes era maltratada verbalmente y humillada en su dignidad de mujer y madre”, por parte de su esposo, situación que afectó emocionalmente a sus hijos, que tuvieron un bajón en su rendimiento escolar.

COMPARTIR NOTICIA