Fecha: 22 Abril, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.693

Puno: La región con un gobernador preso y un vicegobernador con prisión preventiva

Redacción Vigilante Publicado 12:09 pm, 3 Diciembre, 2021

Preocupante. Fuera de los problemas de tono político, Puno se ubica en el primer lugar al ser la región con mayor prevalencia de anemia en el Perú y entre las últimas posiciones en cuanto a competitividad regional durante el 2021.

La situación de la región del sur resulta ser más preocupante de lo que cualquiera se hubiese imaginado. Pues, no solo presenta índices de desnutrición en niños menores de 3 años o se mantiene encabezando la lista de prevalencia de anemia en el país; sino que, también, mantiene los últimos lugares en diferentes pilares. Además de posicionarse casi al final al ser reconocida como una de las regiones menos competitivas a nivel nacional.

Asimismo, otros casos de alarma con los que cuenta la región es respecto a los diversos problemas alrededor de sus exgobernadores. Esto, porque en la última gestión el gobernador electo fue encarcelado por una sentencia en su contra por el presunto delito de disturbios en agravio del Estado; mientras que, su vicegobernador, quien luego asumió el cargo, obtuvo prisión preventiva por 9 meses por investigación del presunto delito de colusión agravada.

Por tal motivo, Puno viene siendo gobernado a nivel departamental por Germán Alejo Apaza; sin embargo, él nunca fue elegido por la ciudadanía para presidir el cargo. Sino que, asumió el puesto luego de una votación interna del consejo.

Ingobernabilidad regional

En agosto de 2019, el gobernador regional de Puno por el partido Movimiento de Integración por el Desarrollo Regional Walter Aduviri Calisaya fue condenado a seis años de prisión; tal y como lo menciona la Editorial de Vigilante “El Poder Público está Preso”. Esto a raíz de que se le encontrara culpable de haber sido partícipe en calidad de coautor en el «Aymarazo» ; es decir, fue acusado y sentenciado por el presunto delito de disturbios en agravio del Estado.

Luego de que Aduviri Calisaya dejara el cargo, quien asumió el puesto fue Agustín Luque Chayña, el vicegobernador regional. Sin embargo, se mantuvo en el poder por poco más de un año. Pues tuvo que dejarlo inmediatamente después de su detención en un operativo efectuado por el Ministerio Público en octubre de este año. Esto luego de que se le vinculara como supuesto líder de una organización criminal.

Ante lo sucedido, el consejo regional puneño se reunió de inmediato para votar por un nuevo gobernador. Es por ello que, luego de la reunión de los 19 consejeros, decidieron que Germán Alejo Apaza asuma el cargo; quien, previo a la destitución de Aduviri Calisaya, había sido consejero de la provincia de Huancané.

Alarma a nivel del sector Salud

En materia de salud, Puno presenta graves problemas en cuanto a la nutrición de infantes. Asimismo, inconvenientes respecto a la ejecución de su presupuesto para la lucha efectiva contra la pandemia del coronavirus. Actualmente, el Gobierno central ha detectado, según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática en el año 2020, que el 40.1% de niños entre 6 a 35 meses padecen de anemia.

Sin embargo, la situación se vuelve más alarmante, al considerar que Puno preside esta lista con el 69.9% en comparación con las demás regiones. Es decir, más del cincuenta por ciento de menores, entre el rango etario previamente mencionado, son anémicos en dicho departamento.

Ante este problema, el Estado se propuso nuevas metas para revertir la situación; pues el objetivo es reducir al 19% la población que presenta déficit de hierro en su organismo. Por ello, se implementó un plan nacional de lucha contra la anemia, mismo que, se espera que surta efecto al finalizar el 2021.

Si bien aún se desconoce a ciencia cierta los resultados de este año, sí se tiene constancia de como esta situación ha evolucionado desde enero hasta el mes de agosto. Pues, según un estudio realizado a una muestra de 11 mil treinta y cuatro infantes entre 6 a 35 meses, el 43.7% tiene anemia; y, pese a que la cifra aún resulta inquietante, es preciso mencionar que podría significar una disinución en las métricas de prevalencia de anemia en dicho departamento.

Lucha contra el Covid-19

La pandemia del coronavirus ha afectado al Perú entero con masivas olas de contagios y fallecidos a causas de un enemigo mortal invisible. De acuerdo a la última actualización de al Sala Covid-19 del Ministerio de Salud, el país cerró el mes de noviembre con un total de 20 millones doscientos treinta y siete mil ciento dieciocho casos positivos. De los cuales, el 0.93% eran infectados de la región Puno; es decir, este departamento, hasta el 30 de noviembre, registró 41 466 contagios por coronavirus.

Si consideramos que, según el censo realizado en el 2017 por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI); Puno posee una densidad poblacional de 1 172 697 personas. En ese sentido, el número de caso positivos por covid-19 en la región equivalen al 3.54%.

Según el Reporte de Seguimiento de Ejecución Presupuestal del Ministerio de Economía y Finanzas, hasta junio de 2021, la región se encontraría en la última posición de la tabla. Esto en relación con la gestión del presupuesto para la lucha contra el covid-19. El documento indica que Puno habría utilizado poco más del cincuenta por ciento del dinero dirigido a enfrentar la pandemia, es por ello que, se encuentra al pie de la tabla con la tasa de ejecución de 50.5%. Siendo esta la más baja a nivel regional en cuanto a la atención de la emergencia sanitaria.

¿Qué tan competitiva es la región?

Según el Índice de Competitividad Regional difundido por el Instituto Peruano de Economía en el mes de junio de este año, se observa como la región se encuentra en el puesto 23 por su baja competitividad en comparación con otras regiones. Pues, en una escala del 1 al 10, Puno posee tan solo 3.5 como puntaje.

Por otro lado, el departamento también se encuentra en las últimas posiciones de pilares económicos. Dejando ver que se postula en el puesto 24 en entorno económico, salud e infraestructura.

Minería formal e informal en Puno

El exgobernador puneño, Walter Adurivi, quien tuvo que dejar el cargo por un fallo en su contra de prisión efectiva por el presunto delito de disturbios en agravio del Estado; fue ferviente opositor de la minería formal, incluso antes de iniciar su gestión en el Gobierno Regional.

Es preciso mencionar que, Adurivi Calisaya fue condenado por ser partícipe del llamado «Aymarazo»; mismo que fue un fuerte conflicto frente a la empresa minera canadiense, Bear Creek, que esperaba invertir en la región durante el 2011. Sin embargo, las acciones en contra de la minería por parte del exgobernador no concluyendo en ese periodo, sino que, al asumir el liderazgo del Gobierno Regional admitió que seguiría el modelo minero de Bolivia. Esto porque consideraba que el Estado debería tener control absoluto de sectores económicos.

Por tal motivo, tal y como informó Diario Gestión en noviembre de 2018, Walter Aduviri se oponía a que Puno aceptara la explotación de sus yacimientos, pese a que existía una inversión de alrededor de $ 2 000 millones de dólares para la extracción de minerales en la zona. Asimismo, también expresó que apoyaría a los «mineros del pueblo» (pequeñas y/o medianas compañías de minería informal) a formalizar sus acciones en el sector.

Si bien, actualmente la región viene siendo gobernada de Germán Alejo Apaza, las actitudes del exgobernador no dejan de parecer preocupantes ante la fuerte presencia minera en dicha región. Pues, es necesario expresar que, según el Boletín Estadístico Minero emitido por el Ministerio de Energía y Minas el pasado mes de junio; Puno se mantiene como principal productor de Estaño en el país. Además de también producir (en la categoría de minería metálica), plata, plomo y zinc.

Por otro lado, hasta el cierre de esta nota, se demostró que Puno recibe un monto aproximado de S/. 115 millones cuatrocientos veintiséis mil ciento ochenta y ocho soles gracias a la transferencia de recursos. De los cuales, S/. 78 millones novecientos noventa y dos mil ciento cuarenta y dos soles corresponden al canon minero.

COMPARTIR NOTICIA