Fecha: 22 Mayo, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.726

Flat Tax: impuesto único sería atractivo para incrementar los índices de formalidad en Perú

Una solución a la vista. Para afrontar la presión tributaria real y la informalidad laboral en Perú se propone adoptar el modelo Flat Tax y así colocar una tasa única a todos los contribuyentes, lo cual no solo atraería la formalización de empresas, sino que impulsará que los trabajadores se mantengan en el sector formal. 
Gabriela Llontop Publicado 5:07 pm, 15 Abril, 2024

El índice de informalidad laboral en Perú fue de 71.1% en 2023. Si bien se redujo en tres puntos porcentuales durante los últimos 12 meses, la cifra aún es muy preocupante, pues también revela que existen un alto número de personas que no pagan impuestos en el país. En la mayoría de casos, los emprendedores prefieren mantenerse en la informalidad por la desmesurada cantidad de impuestos que impone el Estado. Ante este escenario, apareció una propuesta que podría mejorar el nivel de recaudación tributaria en el país: flat tax.

¿DE QUÉ TRATA?

El flat tax es un modelo de recaudación de impuestos que propone una tasa única para todos los contribuyentes. Es decir, un solo impuesto en lugar de los tributos con tasas progresivas que varían entre el 8% y 30%. Actualmente, en Perú, los contribuyentes pagan anualmente impuestos directos, aquellos que se aplican sobre los bienes y patrimonios de las personas; indirectos, los que se imponen sobre los consumos que realiza la persona; y otros, como el impuesto a las transferencias o el que se impone sobre la propiedad inmobiliaria. Sin embargo, este sistema no ha mejorado el nivel de recaudación fiscal y, por el contrario, incrementó la informalidad a lo largo de los años, sobre todo, de las micro, pequeñas y medianas empresas a nivel nacional.

Si se aplica esta tasa única para los contribuyentes y se despenaliza el crecimiento económico con tasas impositivas elevadas, es posible que el pago de tributos mejore, lo cual se traduce en más dinero para el Tesoro Público, lo que a su vez indica que el gobierno tendría más recursos para ejecutar obras públicas que satisfagan las necesidades de los peruanos y así se reduzcan las brechas de desigualdad social. No obstante, esto no será posible si las autoridades del Poder Ejecutivo no evalúan la propuesta, debido a que existe el riesgo de que la presión fiscal en el país continúe incrementándose y, por ende, asfixiándose a los trabajadores formales.

Hasta la fecha, se conoce que la presión tributaria real en el Perú es de 49.1%, cifra que excede ampliamente el límite marcado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para este 2024 (15.5%). La experta en derecho tributario y directora de la Asociación de Contribuyentes del Perú (ACP), Martha Bringas, señaló que el sector debe buscar estrategias para mantener a los empresarios formales satisfechos, porque eso es lo único que los mantendrá en la formalidad. “No solo (se busca) que atraigan la formalidad, sino que los empresarios se mantengan en la formalidad. Se necesita un régimen atractivo que muestre las ventajas de ser formales, no solo los riesgos de la informalidad”, sostuvo.

Este modelo será aplicado en Argentina, país que registró un alza mensual de la inflación 11% y una inflación interanual de 287,9% en marzo de 2024. Según el economista Federico Fernández, este modelo ayudará a la recaudación fiscal, debido a que cree firmemente que los ciudadanos y empresas serán puestos como prioridad al simplificar el pago de tributos mensuales. Esto podría ayudar a Perú y demás países latinoamericanos si sus gobiernos apuestan por el Flat Tax y la equidad tributaria de sus trabajadores formales.

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA