Fecha: 22 Julio, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.736

“Eliminación del Régimen de Pesca ocasionó una pérdida enorme, lo que benefició 100% al país vecino”

La crisis pesquera en el sur del país se agravó los últimos años. La especialista en el sector, Jennifer Vílchez, consideró que el Estado "debe volver a traer la inversión mediante una norma que vaya acorde a la biomasa y a la realidad geográfica".
Adrian Moscoso Publicado 3:54 pm, 15 Marzo, 2024

La limitación en la captura de anchovetas debido a restricciones de su madurez golpeó al sector pesquero peruano y provocó la desaparición de varias plantas procesadoras de pescado, pasando de 13 en 2011 a 4 en 2023. A ello se suma que la inactividad de estas plantas también se debió a la eliminación del Régimen Especial de Pesca (REP), pues impidió que se pesque a partir de la primera milla y generó millonarias pérdidas.

Vigilante.pe conversó con la especialista en temas marítimos, Jennifer Vílches, quien analizó la situación actual y cuál debería ser el rol del Estado para potenciar el sector.

Desde la eliminación del Régimen Especial de Pesca, el sur del país habría perdido alrededor de 3,05 millones de toneladas métricas de desembarque de anchoveta. ¿Existe alguna manera legal de permitir que esta región no se vea afectada por la prohibición de la captura a partir de la primera milla?

Por supuesto que sí. Se trató de ingresar la investigación hace algunos años la eliminación de estos regímenes de pesca, porque la zona sur del país es geográficamente distinta a la zona norte. Entonces, al ser geográficamente distinta, requiere una regulación especial.

Con esta eliminación del régimen de pesca se ocasionó una pérdida enorme en la pesca en el sur en el país, lo cual benefició en 100% al país vecino (Chile). En marzo se dio inicio a la temporada de pesca en la zona sur, pero al día de hoy solo tenemos 3 embarcaciones pesqueras. Es una pérdida. Para poder salir a flote, necesitamos un Régimen Especial de Pesca que escude a la realidad pesquera.

¿Por qué no se estaría cumpliendo lo establecido por Imarpe (10.5 cm) sobre el tamaño mínimo de la anchoveta? ¿Bajar el tamaño de la anchoveta a 10.5, implicaría alguna afección ecológica?

Lo de Imarpe fue un estudio de la biomasa, porque desde el año 1953 teníamos que la anchoveta de tamaño adulto era de 12 centímetros. La biomasa se fusiona con el tiempo por los cambios climáticos, etc. Imarpe estudió la biomasa, la especie biológica y determinó que la talla adulta es de 10.5 centímetros. Esta es la apreciación técnica. Entonces, si tenemos información técnica de una institución reconocida a nivel internacional que certificó y estudió el cardumen, la legislación debería adecuarse al informe técnico. Una legislación debe ir de la mano con la parte técnica. Ya tenemos un sustento: la anchoveta no va a llegar a  12 centímetros.

¿Qué mecanismos legales se pueden aplicar desde los gremios pesqueros para impedir que el sector continúe perdiendo millonarias sumas de dinero al año?

La propuesta es el cambio normativo. Hace unos años intentamos impulsar el cambio del Régimen Especial de Pesca en la zona sur, incentivando a los industriales como artesanales para reactivar las plantas pesqueras. Todo esto reactiva la zona sur del país. Muchas de las plantas tenían tecnología A1, pero hoy están en completo abandono. Tenemos que volver a traer la inversión. Necesitamos una norma que vaya acorde a la biomasa y a la realidad geográfica.

Todo esto reactivaría la economía y la vida del sector pesquero en la zona sur, daría trabajo, ayudaría a los pescadores artesanales y al trabajo en las plantas. El sector pesquero aporta al PBI del país y mucha gente los menosprecia. En vez de promover la legislación a favor de esta industria, hacen todo lo contrario.

¿Qué tarea tiene el Estado para impulsar la inversión privada en la implementación de más y mejores equipos de pesca que contribuyan a la captación efectiva de anchovetas?

La tarea del Estado es que si ya cuenta con evidencia científica y certera que acredita una realidad geográfica, económica y social, no puede ir en contra de ello. Se debe adoptar una legislación adecuada.

Junto a todo lo que ya tiene, me refiero a la evidencia de la talla del pescado, la realidad geográfica, zonas y profundidades del mar, la realidad social y desempleo, la realidad de nuestro país; se necesita que la normativa se adecue a esta realidad. Tener una legislación acorde a la realidad que apoye esta industria.

COMPARTIR NOTICIA