Fecha: 22 Abril, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.693

¿Cómo evitar el fraccionamiento político?: soluciones ante el incremento de grupos partidarios

En Perú hay 25 partidos políticos inscritos, 13 en proceso de inscripción, 77 movimientos regionales, 25 en proceso de inscripción y 149 movimientos regionales en cola. La gran cantidad de organizaciones atomiza la participación política. ¿Cómo podemos mejorar el panorama democrático en el país y evitar la atomización de grupos políticos?
Gabriela Llontop Publicado 10:14 am, 1 Marzo, 2024

El portal del Jurado Nacional de Elecciones detalla que hasta febrero de 2024 existen 25 partidos políticos inscritos y 13 en proceso de inscripción que buscarán participar en las próximas elecciones generales en 2026. A ello se suma que hay 77 movimientos regionales, 25 en proceso de inscripción y 149 movimientos regionales que realizaron la Reserva de Denominaciones de Organizaciones Políticas con la finalidad de lograr su inscripción formal en el Registro de Organizaciones Políticas (ROP) y, así, ser parte del proceso electoral.

Con esta gran cantidad de organizaciones políticas se generaría una división en la participación ciudadana. Entonces, lo correcto sería contar con líderes políticos que defiendan principios y una doctrina, pero las crisis partidaria ha evitado que esto resulte.

Reducir el número de partidos políticos en el país de la noche a la mañana es imposible, pero existen una serie de recomendaciones que pueden seguirse a fin de contar con un sistema democrático poco fragmentado que realmente defienda los intereses de los contribuyentes. Según la especialista en comunicación política, Milagros Muñoz, se debe adoptar como incrementar la competencia dentro del foro político peruano.

Esto se logrará únicamente si los partidos políticos abren sus puertas a la verdadera participación ciudadana. Es decir, si los militantes comienzan a tomar mayor presencia en las decisiones y acciones que adopta la agrupación antes, durante y después de una contienda electoral. Un primer paso podría ser aplicar, en las votaciones internas, la modalidad “un militante, un voto”, la inscripción de precandidaturas en los Jurados Electorales Especiales (JEE) y las afiliaciones al Registro de Organizaciones Políticas (ROP) de manera directa.

Otra alternativa de solución centra su enfoque en los movimientos regionales. En menos de un año, 149 movimientos regionales que realizaron la Reserva de Denominaciones de Organizaciones Políticas con la finalidad de lograr su inscripción formal en el ROP. El objetivo es participar en las elecciones generales 2026. Hasta la fecha, según el JNE, hay 77 movimientos ya inscritos y 25 en proceso de inscripción.

Si bien la finalidad de estos movimientos es noble, pues intenta representar a la ciudadanía que reside en ciudades donde los partidos políticos no cuentan con mayor participación, esto fomenta organizaciones mercantiles de nicho, las cuales se crean únicamente para las postulaciones sin importar si tienen o no un estatuto que avale su ideología y hoja de ruta.

Homologar la renovación de dirigencias en los partidos en fechas determinadas de elección también es un punto crucial para mejorar la democracia, pues le da visibilidad a las agrupaciones y, por ende, a sus dirigentes. Por último, una idea que también podría mejorar el panorama político en el país sería plantear nuevos proyectos de reforma constitucional para evitar a los “candidatos tránsfuga”, aquellos que migran de partido a partido sin consecuencia alguna, y la posibilidad de la reelección. Es preciso recordar que, pese a que muchos se opongan a esa iniciativa, ningún candidato puede reelegirse por sí mismo.

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA