Fecha: 25 Mayo, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.73

Jaime Villanueva cantó y comprometió a congresistas, Gorriti, Pablo Sánchez y fiscales Vela y Pérez: lo que debes saber

El “filósofo” cantó.  Exasesor de la Fiscalía, Jaime Villanueva, se acogió a la figura de colaboración eficaz y brindó vastos detalles a la Fiscalía sobre negociaciones cuestionables. Los implicados, que van desde congresistas, fiscales y asesores, deberán ser investigados. 
Gabriela Llontop Publicado 4:18 pm, 9 Febrero, 2024

Jaime Villanueva fue asesor de la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, hasta su captura por orden judicial en el marco de las investigaciones del caso “La Fiscal y la Cúpula del Poder”. Esta supuesta red criminal, liderada por Benavides e integrada por Villanueva y los asesores Abel Hurtado Espinoza y Miguel Ángel Girao Isidro, habría negociado el intercambio de votos a cambio de archivar denuncias fiscales de algunos parlamentarios.

El caso generó que Patricia Benavides sea suspendida del cargo, incluso, cuando no se corroboró si los chats en su teléfono eran verdaderos. Por su parte, Villanueva se acogió a la colaboración eficaz y , como parte del proceso, reveló importantes detalles que implican a congresistas y fiscales negociaciones irregulares. Esto pone en medio de una encrucijada a la Junta Nacional de Justicia (JNJ), debido a que tendrá que deliberar en tiempo récord que acciones tomar en contra de los presuntos responsables de actos de corrupción señalados por el exhombre de confianza de Benavides Vargas. ¿Todos serán juzgados con la misma vara?

Villanueva señaló que, cuando trabajo con los asesores del exfiscal de la Nación, Pablo Sánchez, sugirió la incorporación del fiscal José Domingo Pérez al Equipo Especial de Fiscales para el Caso Lava Jato. Asimismo, señaló que tuvieron que llevar a cabo una serie de acuerdos administrativos para evitar que Pérez pierda un bono que recibía como fiscal anticorrupción. El fiscal se pronunció al respecto y aseguró que esto “es parte de una maquinaria planificada para sacarme de ese juicio oral”, haciendo referencia al Caso Cócteles, en el cual se investiga a Keiko Fujimori.

Además, declaró que Sánchez archivó la investigación del Caso Chinchero, mismo que investiga a Martín Vizcarra, para facilitar su asunción a la Presidencia en 2018. De igual manera, aseveró que intentó desvincularse de un operativo realizado en el Caso Cócteles acudiendo con los directores de medios periodísticos como La República, El Comercio y Canal N. También mencionó que Sánchez le cedió poder al periodista de IDL, Gustavo Gorriti, en las investigaciones contra personajes como Keiko Fujimori. Aseguró que él “era un poco el que dirigía la investigación”, pues se reunía seguido por el exfiscal de la Nación.

Rafael Vela, coordinador nacional de las Fiscalías Especializadas en Delitos de Lavado de Activos, también se encuentra involucrado en estos presuntos actos irregulares. Según lo declarado por Villanueva Barreto, Vela prefería mantener en secreto el nexo con el abogado José Luis Hauyón, quien es acusado de buscar beneficios en investigaciones del subsistema fiscal de lavado de activos y, presuntamente, buscó la destitución de Vela Barba como coordinador del equipo Lava Jato.

Muchos calificaron la suspención de la exfiscal Benavides como arbitraria debido a que únicamente se tomo en cuenta la revelación de conversaciones donde habría manipulado información a conveniencia, sin contrarrestar la veracidad de estos archivos. En esa línea, el abogado penalista, Carlos Caro, consideró que “si investigan a Patricia Benavides por los dichos de Villanueva, ahora no hay más remedio que investigar a Pablo Sánchez, Rafael Vela, José Domingo Pérez y Gustavo Gorriti. Eso no significa que sean culpables, es la simple aplicación del principio de igualdad y no discriminación”.

Es preciso mencionar que los afirmado por un colaborador eficaz también debe pasar por una etapa de corroboración de datos. Sin embargo, ante la rápida intervención de la JNJ de sancionar a Benavides Vargas, pese a no revisar adecuadamente los archivos digitales que la involucraban, se espera que la entidad actúe con la misma celeridad en este caso y los agentes mencionados en las declaraciones pasen a calidad de investigados.

Tal y como mencionó la periodista y analista política, Diana Sarmiento, “¿Qué papel asumirá frente a esto el fiscal Juan Carlos Villena a cargo del Ministerio Público? Por el bien de la justicia y el Estado de derecho, no se puede tener dos varas para medir los dichos de un mismo personaje. Es decir, que lo que dice Villanueva es válido si perjudica a Benavides e inverosímil cuando se refiere a personajes que han sido intocables por muchos años”.

MÁS REVELACIONES

Villanueva, en su declaración del 30 de enero, afirmó que el presidente del Congreso, Alejandro Soto, se comprometió a archivar la investigación por la “fábrica de trolls” a cambio de agendar el debate de la remoción de la Junta Nacional de Justicia (JNJ). El titular del Congreso negó tajantemente las afirmaciones a través de un comunicado.

Asimismo, también declaró que Patricia Benavides contaba con comunicación directa con la “alta dirección” del partido político Fuerza Popular. Tal y como narró ante los fiscales, él entiende que se refería a Keiko Fujimori, lideresa de la agrupación. En la misma línea, comentó que la congresista fujimorista, Martha Moyano, se reunió en reiteradas oportunidades con la exfiscal de la Nación. Incluso, afirmó que utilizaba un ascensor privado del Ministerio Público.

Según las declaraciones del exasesor, Fuerza Popular tenía injerencia en las decisiones del gobierno, pues existía un pacto entre la gestión de Boluarte y el partido naranja. En el documento publicado por la Fiscalía, se lee que Villanueva Barreto aseveró que “Moyano le recriminó a Benavides el haber abierto investigación por genocidio a Boluarte y Otárola (…) porque así como (Fuerza Popular) la apoyaba a ella, también estaba apoyando al Gobierno”.

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA