Fecha: 23 Julio, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.749
| MUNDO

¿Dictadura en Venezuela podrá más que la democracia?: Maduro saca del camino electoral a Machado

En medio del sistema que limita las libertades de sus ciudadanos y acentúa la crisis económica, se celebrarán nuevas elecciones presidenciales. Sin embargo, ,la principal líder de oposición, Maria Corina Machado, fue inhabilitada de manera muy cuestionada.
Gabriela Llontop Publicado 9:55 am, 6 Febrero, 2024

“Vamos a ganar por las buenas o por las malas”, afirmó el dictador venezolano, Nicolás Maduro, denotando su actitud tirana en referencia a las próximas elecciones presidenciales, que ya está manchada por una serie de irregularidades que dejan en claro que los venezolanos no tendrán elecciones transparentes.

Tras el acuerdo de Barbados, se anunció que en 2024 se llevarían a cabo elecciones generales en Venezuela, pero la poca esperanza de que existe unas elecciones democráticas es casi nula tras una serie de irregularidades que encaminaron a la inhabilitación de la principal candidata de oposición María Corina Machado, quien fue diputada de la Asamblea Nacional y fundadora del partido político Vente Venezuela.

El fallo del Tribunal Supremo de Justicia le imposibilita ejercer un cargo público por 15 años a la líder liberal, quien ganó con más del 90% de votos válidos las elecciones primarias. Ahora, el chavismo cumple 25 años en el poder mientras que su contrincante unitaria se aferra a la posibilidad de enfrentar en las urnas a Maduro.

CAMINOS PARA LA OPOSICIÓN

Machado se encuentra en una encrucijada tras el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), entidad pública acusada de apoyar las decisiones del oficialismo y mermar la transparencia en los procesos democráticos. La defensa de la democracia y la libertad económica pesa sobre los hombros de la postulante de Vente Venezuela, quien se enfrenta a dos posibilidades de cara a las nuevas elecciones generales: participar de la contienda electoral pese a la decisión del TSJ o ceder la postulación a un nuevo miembro del partido.

La opositora cuestionó el hecho a través de sus redes sociales y afirmó que “lo que no se acaba es nuestra lucha por la conquista de la democracia a través de elecciones libres y limpias. Maduro y su sistema criminal escogieron el peor camino para ellos: unas elecciones fraudulentas”.

El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, comentó para BBC News, que las “decisiones destinadas a impedir que miembros de la oposición ejerzan sus derechos políticos fundamentales solo pueden socavar la democracia y el Estado de derecho”.

Por su parte, la profesora de la Universidad Simón Bolívar de Caracas y miembro electo de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales de Venezuela, Colette Capriles, aseguró que “la sentencia no tiene lógica, ni alegatos, ni hechos, ni siquiera una acusación”. Sin embargo, señaló que es poco probable que la entidad se retracte.

HAY ESPERANZA

La esperanza de los venezolanos de retornar a un sistema democrático está en las nuevas elecciones generales. Recordemos que Hugo Chávez asumió la presidencia en 1999 tras su paso por prisión tras el fallido golpe de Estado contra el exmandatario Carlos Andrés Pérez. Después de la muerte del exjefe de Estado, quien fue catalogado como dictador por civiles y organismos internacionales por mantenerse en el país gracias a un sinnúmero de referendums y elecciones poco transparentes, Maduro tomó la posta del autoritarismo en el país vecino en 2013.

Desde entonces, Maduro Moros continuó con el plan de gobierno de su antecesor aplicando lo aprendido durante su paso por la Asamblea Nacional Constituyente, la encargada de redactar la nueva Constitución Política, el Poder Legislativo y la Vicepresidencia de la República. Tras estos años, la crisis política, institucional y económica de Venezuela se agravó a tal punto de contar con una inflación superior a 10,000,000% y el éxodo más importante de América Latina.

Solo en 2019, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones estimó que 3.4 millones de venezolanos salieron del país. Esta cifra representa un movimiento diario de alrededor de 5,000 personas.

Si bien otros candidatos de oposición como Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Constituyente que se autoproclamó presidente interino en 2019, intentaron hacerle frente a la dictadura de Maduro, lo cierto es que sin elecciones generales con garantías y observación internacional, Venezuela no logrará retomar la democracia y tranquilidad que sus ciudadanos tanto anhelan.

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA