Fecha: 24 Mayo, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.735

Presidente de la Cámara de Comercio de Cusco habla claro: Machu Picchu pierde S/2.5 millones al día por paro indefinido de actividades

La ciudadela inca perdió alrededor de S/10 millones desde el inicio de las paralizaciones. El presidente de la Cámara de Comercio de Cusco, John Gonzalez, aseguró que estas manifestaciones provocaron que decenas de turistas cancelen sus paquetes de viaje. Se estima que el sector turismo se verá gravemente afectado si estas mafias siguen lucrando con la venta irregular de entradas al santuario.
Gabriela Llontop Publicado 10:04 am, 30 Enero, 2024

Debido a las manifestaciones en contra de la venta de entradas a Machu Picchu a través de Joinnus, el atractivo turístico peruano con mayor reconocimiento a nivel internacional reporta pérdidas diarias por alrededor de S/2.5 millones. La paralización de actividades inició el pasado 28 de enero y, desde entonces, se estima que Cusco perdió cerca de S/10 millones al día, debido a que no solo se frenó el transporte de pasajeros hacia la ciudadela inca, sino también se obligó a que decenas de emprendedores formales dejen de brindar una serie de servicios turísticos.

El presidente de la Cámara de Comercio de Cusco, John González, mencionó a Vigilante.pe que esta crisis fue originada por las mafias que gestionaban la venta irregular de entradas al santuario inca, en donde participaban miembros de la Dirección Desconcentrada de Cultura (DDC) de Cusco y agencias de turismo informales. Estos operadores aprovechaban los problemas que presentaba la plataforma digital de compra de boletos para cometer sus fechorías, misma que fue habilitada en 2005 y fue observada por la Contraloría al advertir sobre malos manejos en la administración del sitio web.

Es preciso señalar que el Ministerio de Cultura identificó alrededor de 80,000 ingresos fantasma al santuario en 2023, lo cual representa ganancias de hasta S/12 millones para los operadores turísticos, dinero que nunca llegó a las arcas públicas. Asimismo, se estima que estas agencias de venta informal de tickets recaudan aproximadamente S/60,000 diarios.

“Esto fue creciendo a nivel de mentiras indicando que el alquiler de la plataforma, que es temporal, va a generar la venta de Machu Picchu. Empezó el rumor de que Machu Picchu se va a privatizar y eso generó desconcierto por la población por mala información. Poco a poco se fueron integrando gremios políticos”.

Ante los problemas que este portal generaba tanto para las agencias de viajes como para los turistas, el Ministerio de Cultura decidió tercerizar el proceso de venta por medio de una empresa formal como Joinnus. Esto no fue del agrado de los operadores turísticos que lucraban con el sueño de miles de visitantes por conocer la ciudadela inca, quienes decidieron sitiar Machu Picchu Pueblo bloqueando los principales ingresos.

MENOS VISITAS, MENOS INGRESOS

El titular de la Cámara de Comercio de la región lamentó la situación, debido a que muchos turistas ya comenzaron a cancelar sus paquetes de viajes. Si bien no existe un monto exacto, se prevé que el golpe al sector será bastante duro, debido a que el turismo en Cusco no ha logrado recuperarse desde el inicio de la emergencia sanitaria por covid-19.

“En prepandemia, Machu Picchu tenía un ingreso de 5,940 visitantes por día. Durante la pandemia se redujo, mediante un estudio sin validar, a 2,094 visitantes. A insistencia de los operadores del sector turismo se fue implementando (el aforo) en dos oportunidades a 3,094 y luego a 4,044 hasta fines de 2023”, comentó.

Para 2024, el Mincul implementó el sistema de aforo dinámico basado en las temporadas de venta de boletos de ingreso a la ciudadela. Actualmente, al encontrarnos en temporada baja, Machu Picchu debería recibir cerca de 4,500 turistas. No obstante, tal y como señaló González, es posible que el número de visitantes que ingresan a la maravilla del mundo se reduzca durante las próximas semanas. Recordemos que este atractivo ya registraba un 77% menos turistas que en años anteriores debido a los conflictos sociales del primer trimestre del 2023. Con estas manifestaciones, el golpe al sector turismo puede ser aún más duro.

 

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA