Fecha: 27 Febrero, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.794

Así se distribuirá el Presupuesto 2024: lo que debes saber

El presupuesto fiscal 2024 será de más de S/240,806 millones, pero la mayor cantidad de ese dinero irá al “gasto corriente” mientras que el dinero para obras sigue siendo menor. ACP evidenció que de cada 10 soles que el Estado confisca del contribuyente, casi 7 sirven para mantener la burocracia del Estado y solo 3 soles van a inversión pública.
Redacción Vigilante Publicado 2:34 pm, 28 Diciembre, 2023

El Congreso aprobó la Ley de Presupuesto Fiscal 2024, que asciende a más de S/240, 806 millones, lo que representa 12.1% respecto al 2023 y un máximo histórico para la inversión pública. Como se observa en la ley, la mayor cantidad de dinero se ha destinado al gobierno central, seguido de los gobiernos regionales y locales.

Esta decisión se tomó a pesar de que la recaudación tributaria del 2023 se vio afectada por diversos factores, entre ellos la recesión, pues, a menor actividad económica, menor pago de impuestos. Según los informes de Panorama Económico Departamental del Instituto Nacional de Estadística e Informática, los meses de marzo, abril, mayo, junio, agosto y setiembre presentaron caídas sustanciales en la recaudación de tributos internos respecto al 2022. Es decir, los ingresos del Estado generados por la recaudación disminuyeron.

A ello se suma que, según Sunat, en octubre 2023 los ingresos tributarios del Gobierno Central disminuyeron 6,8% en términos reales respecto de octubre 2022 explicado por varios factores entre los que destacan principalmente la desaceleración de la actividad económica; y la menor recaudación del impuesto a la renta que, como en los meses previos, continuó siendo afectado por los menores coeficientes de pago utilizados para el cálculo de los pagos a cuenta de tercera categoría.

Es en ese contexto que llama mucho la atención que los tres niveles de gobierno hayan incrementado su gasto corriente (especialmente planilla) cuando deberían ser más eficientes y buscar una mejor y mayor ejecución del gasto de capital en obras públicas. Un dato muy importante a tomar en cuenta es que, en los tres niveles de gobierno, el gasto corriente es el que mayor dinero recibe.

El principal componente del gasto corriente es el pago del personal (planillas, CAS, etc.) seguido de servicios como consultorías, alquileres, etc. En tanto, el monto asignado al gasto de capital, son las inversiones en activos como colegios, hospitales, agua y desagüe; es menor.

Un informe de la Asociación de Contribuyentes del Perú evidenció que entre 2019 y 2022, la ejecución del presupuesto, en promedio, fue de 86.2%, pero estos gastos también presentaron diferencias en su nivel de ejecución. La ejecución en gasto corriente es, en promedio, 92.5%; mientras que la ejecución del gasto de capital bordea tan solo el 66.7%. Es más fácil pagar una planilla a fin de mes que construir una carretera. Es decir, el 33.3% de los recursos destinados a construir colegios, hospitales, viviendas, etc. no se ejecuta por una mala gestión.

Entonces, ¿el Estado necesita más recursos o lo que necesita es gestionarlos mejor? Recordemos que estos recursos son generados a partir de los impuestos que pagamos todos los peruanos. Prácticamente, estamos manteniendo la burocracia y no estamos invirtiendo en proyectos que nos ayuden a desarrollarnos como país y reducir la pobreza.

El hecho de que sigan incrementando el presupuesto del Estado no solo es injustificado por la situación económica, global, regional y nacional, sino además porque una vez que ese dinero entra a las arcas del Estado no se gasta de la manera correcta. Del otro lado, el contribuyente formal que prácticamente le da al Estado 4 de cada 10 soles que gana para pagar impuestos, aportes, trámites, tasas, y otras contribuciones, ese contribuyente hoy la pasa mal.

Entonces, ¿el Estado necesita más recursos o lo que necesita es gestionarlos mejor? Recordemos que estos recursos son generados a partir de los impuestos que pagamos todos los peruanos. Prácticamente, estamos manteniendo la burocracia y no estamos invirtiendo en proyectos que nos ayuden a desarrollarnos como país y reducir la pobreza.

COMPARTIR NOTICIA