Fecha: 22 Mayo, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.726

Productividad laboral en jaque: leyes analizadas en el Congreso abren camino a la informalidad

En la Comisión de Trabajo del Congreso aprobaron y/o se discuten una serie de proyectos de ley que le restaría productividad a las pequeñas y medianas empresas. “Medidas que aparentemente benefician al trabajador, terminan alejándolo del empleo formal", sostuvo el economista David Tuesta.
Gabriela Llontop Publicado 3:39 pm, 12 Julio, 2023

La Comisión de Trabajo del Congreso, presidida por Sigrid Bazán, estaría atentando contra la productividad laboral en Perú al aprobar 6 leyes y discutir 9 proyectos de ley que ofrecen reducir la jornada de trabajo y ampliar el número de feriados en el calendario. La decisión de los congresistas no solo ha convertido al país en el segundo en el mundo con más días libres pagados, sino que también promueve la informalidad e impacta negativamente en la economía.

El economista David Tuesta criticó esta ola de proyectos y leyes, pues está “arrastrando al Perú a más informalidad”. “Medidas que aparentemente benefician al trabajador, terminan alejándolo del empleo formal. Hoy contratar en Perú cuesta 70% adicional al salario. Estas leyes lo encarecen más. Más incentivos a contratar informalmente”, afirmó.

Según la Encuesta Permanente de Empleo Nacional (EPEN – 2022), el Perú presenta un índice de informalidad de 74% y son 20 las regiones del país que superan este promedio nacional. Los departamentos con la mayor tasa de informalidad son Apurímac (97.2%), Cajamarca (89.5%), San Martín (89.4%), Huancavelica (89.3%), Amazonas (86.7%) y Puno (79.2%).

Esto refleja cómo las pequeñas y medianas empresas, que hacen un sobreesfuerzo para ser formales, pagar adecuadamente sus impuestos y los salarios de sus trabajadores, serían las más afectadas debido a que tendrían que solventar gastos extras por horas no trabajadas. Las iniciativas dentro del Parlamento solo permitirían que estos emprendimientos retornen a la informalidad y, por ende, el Perú pierda productividad.

En esa línea, economistas calcularon que, de aprobarse todos los proyectos de ley pendientes, tendría una jornada laboral de 42 horas, 46 días no laborales entre las vacaciones (30 días) y feriados calendarios. ¿Realmente es conveniente para los emprendedores pagar salarios e impuestos por horas del día en donde no generaron ventas?

La índole populista de estas leyes generó que tuvieran respaldo de un sector de la población, sin embargo, también se revela la cuestionable intención que algunas agrupaciones políticas, como Perú Libre, tienen detrás: conseguir votos para futuras elecciones.

Asimismo, un reciente informe del Estudio Vinatea & Toyama identificó que un día no laborable le puede costar al Perú entre un 0.1% y 0.3% del Producto Bruto Interno (PBI). Es decir, que en lugar de beneficiar a los contribuyentes, estas medidas estarían restando ingresos en el futuro.

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA