Fecha: 14 Junio, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.77

¿El Perú está preparado para el próximo Fenómeno El Niño?

La baja ejecución presupuestal en regiones revela cómo el país no se encuentra debidamente preparado para enfrentar los desastres que provocaría el Fenómeno El Niño. Departamentos como Piura, La Liberta y Lambayeque registran un gasto público menor al 35% hasta junio de 2023.
Gabriela Llontop Publicado 5:09 pm, 12 Julio, 2023

La inminente llegada del Fenómeno El Niño (FEN) ha generado que el gobierno inicie planes en todos los sectores con miras a contrarrestar los daños que ocasionará el evento climatológico. Una de las medidas prioritarias fue declarar en emergencia 18 de 25 regiones del país, sin embargo, hasta el momento se viene revelando la poca capacidad de gestión pública que tiene como fin prevenir muertes y pérdidas infraestructurales, que en consecuencia provocarán un retroceso económico.

En enero de 2023, Piura, una de las regiones más afectadas por el FEN debido a su gran extensión de costa, recibió una transferencia del Gobierno Central de S/80,054,739 para reducir la vulnerabilidad y emergencias por desastres. A pesar de ello, según información de Consulta Amigable del Ministerio de Economía, el Gobierno Regional solo ha invertido el 34.1% del dinero hasta el 10 de julio. Una situación similar se repite en regiones como La Libertad y Lambayeque, con una ejecución presupuestal de 32.8% y 11.6%, respectivamente. Ojo. Ser resilientes a la crisis no es lo mismo que estar preparados para evitar trágicas consecuencias.

De acuerdo al análisis del especialista Alain Espinoza, el 38.5% de los desastres a nivel mundial son hidrológicos. En América del Sur, esta cifra se eleva a 56.9%, siendo el Perú el principal pues, durante los últimos 20 años, ha sido el escenario de 87 desastres, de los cuales 49 corresponden a inundaciones causadas por las intensas precipitaciones. A ello se suma que, en las dos últimas décadas, 1,087 personas perdieron la vida a causa del FEN.

Entre 2016 y 2017, el país enfrentó intensas lluvias a causa del FEN que provocaron el desborde de ríos y, por ende, muerte y destrucción a nivel nacional.

  • Estas inundaciones se cobraron la vida de 169 personas, mientras que 1,928,016 resultaron heridas.
  • 68,942 hogares se vieron afectados y 381,076 colapsaron tras el derrumbe de piedras y lodo.
  • 6,428 km de caminos estuvieron bloqueados, mientras que 16,19 km de carreteras estuvieron inhabilitadas.
  • 943 puentes colapsaron.
  • 456 escuelas fueron afectadas y 3,703 colapsaron.
  • 1,159 centros médicos fueron destruidos.

Cinco años más tarde, el país ha logrado recuperar algo de la infraestructura perdida y reubicar a las víctimas de la catástrofe. Sin embargo, todos estamos conscientes de que la historia pudo haber sido completamente diferente si el Perú contara con recursos públicos suficientes para gestionar proyectos que prevengan deslaves y con funcionarios capaces de utilizar adecuadamente este dinero.

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA