Fecha: 22 Abril, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.693

¿Cómo mejorar la recaudación de impuestos en Perú?

A diferencia de lo que recomienda el Banco Mundial sobre ampliar la base tributaria, expertos aconsejan que el Estado peruano debe adoptar medidas que combatan la informalidad y permitan que el ciudadano de a pie cuente con recursos suficientes para solventar sus gastos familiares y pagar sus tributos a tiempo.
Gabriela Llontop Publicado 5:50 pm, 18 Mayo, 2023

La informalidad es, probablemente, el problema más grave que aqueja al Perú en la actualidad. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), alrededor del 79% de peruanos trabajan de manera independiente y, por ende, no pagan impuestos. Esto no solo impide que estas personas accedan, por ejemplo, a un seguro social público, sino que también evita que el Estado tenga un nivel óptimo de recaudación tributaria. 

Si bien existen diversas instituciones que han propuesto una serie de medidas con el objetivo de mejorar la recaudación dentro del país, lo cierto es que la mayoría no cumplen ciertos parámetros y, por ello, no se ajustan a la realidad peruana. En el caso del Banco Mundial, su informe propone una serie de medidas de alto impacto como ampliar la base tributaria con la reducción de 7 a 5 UIT en el umbral mínimo no imponible para el Impuesto a las Rentas (IR), lo cual obligaría a todos aquellos que reciben una remuneración mensual superior a S/2,062 a pagar dicho impuesto.

El abogado tributarista, Francisco Pantigoso, comentó para Vigilante.pe que esta medida es poco realista y únicamente funciona en la teoría, pues no contempla el alto índice de informalidad en Perú y las dificultades por las que puede o no atravesar un individuo antes de pagar dicho impuesto. “Lo que va a generar esta medida es una menor recaudación y ahuyentará la formalidad. Son medidas de Gabinete, pero en la práctica no dan resultados. Hay una buena intención de mejorar la recaudación, pero se olvida del ciudadano de a pie”.

Asimismo, el experto mencionó que ningún impuesto debe ser confiscatorio y que, por el contrario, el Estado debe tomar en consideración el principio de personalidad para que así un trabajador sea capaz de deducir, real y detalladamente, sus gastos fijos anuales, tales como colegio, alimentación, seguro, medicinas, etc. “En nuestro país no se sigue el principio universal de la personalidad. Esto indica que, antes de aplicar el impuesto, se deben restar todos los gastos necesarios para vivir. Aquí son UITs fijas y no se tiene una lista para descontar salud, vivienda o colegio. Esto es muy relativo, porque las realidades son distintas. Los gastos deben estar vinculados a la realidad de cada ciudadano, solo así podrán ser justos”.

Ante ello, Pantigoso propuso alternativas que podrían ser la solución a este problema que aqueja seriamente al país. Aseguró que la mejor manera de demostrar que pagar impuestos es útil para vivir en armonía dentro de la sociedad es observando con nuestros propios ojos qué obras ejecuta el Estado en favor de la ciudadanía. Por ello, señaló que es sumamente importante que el gobierno transparente los gastos de manera diaria, si es posible, y que detalle en cada puente, hospital o colegio el dinero con el que se ejecutó dicho proyecto, proviene de los impuestos de los contribuyentes.

El Estado es un mal empresario

Pese a los esfuerzos de entidades y asociaciones tributarias para recaudar mayores impuestos a través de medidas que no vulneren la tranquilidad de los ciudadanos, el Estado ha demostrado no ser un buen empresario ni gestor de recursos. De acuerdo a la información proporcionada por el Ministerio de Economía (MEF), se dejaron de ejecutar S/119,351,799,191 durante los últimos 4 años. Este dinero podría ser útil para construir más y mejores colegios y hospitales o para reducir el nivel de vulnerabilidad por desastres naturales en el norte del país. Sin embargo, al contar con autoridades inexpertas en la administración de fondos públicos, todo es retornado al tesoro común y, por ende, los contribuyentes no recibimos nada a cambio por nuestros tributos.

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA