Fecha: 13 Abril, 2024 Tipo de cambio : s/ 3.698

Pobreza en Puno continúa en aumento desde el inicio de la pandemia

Entre 2004 y 2019, el índice de pobreza monetaria en Puno se redujo hasta en un 44.6%. Sin embargo, con la llegada de la crisis sanitaria del covid-19, los niveles de vulnerabilidad social en la región se incrementaron. Actualmente, el 41% de los residentes de este departamento son pobres.
Gabriela Llontop Publicado 4:25 pm, 17 Mayo, 2023

Puno se posiciona como la tercera región más pobre del país en 2022, según el informe de Evolución de la Pobreza Regional del Instituto Peruano de Economía (IPE). En lugar de reducir el nivel de vulnerabilidad social, tal y como lo vino haciendo entre 2004 y 2009 logrando que el índice de pobreza monetaria se reduzca hasta en un 44.6% al pasar de 79.3% a 37.4%, este departamento se encuentra en grave problemas al contar con el 41% de su población en peligro debido a que carecen de recursos básicos para solventar gastos como vivienda, alimentación o vestimenta. Si bien esta cifra se redujo en un 1.5% desde 2020 (42.5%), la tasa de pobreza continúa siendo superior a los niveles registrados antes de la pandemia.

La situación dentro de la región altiplánica es sumamente preocupante, pues no solo un alto porcentaje de la ciudadanía se enfrenta día a día a un sin número de inconvenientes para acceder a servicios básicos, sino que los conflictos sociales iniciados tras la vacancia de Pedro Castillo han provocado, al menos durante el primer trimestre del año, el desabastecimiento de alimentos, productos de higienes y combustible en la región. 

De acuerdo al Informe de Competitividad Regional del IPE, el 45% de la población puneña no puede acceder al paquete de servicios básicos (electricidad, agua y desagüe), mientras que solo el 57.9% cuenta con educación secundaria. En cuanto al índice de anemia y desnutrición infantil, la región registra un 67.2% de infantes con deficiencia de hierro en la sangre y un 11.2% de menores que no se alimentan adecuadamente para su edad. 

Según los cálculos del IPE, con información proporcionada por medios oficiales hasta 2019, la región cuenta con un 7.4% de su población mayor de 15 años analfabeta. Asimismo, hasta 2021, Puno carecía de una propuesta de internet fijo que beneficie a todos sus ciudadanos, sobre todo, en un contexto en el que escuelas y universidades requerían que sus estudiantes presten atención a las clases de manera virtual. Hasta entonces, sólo un 26.4% contaban con una red de internet fijo en sus hogares. 

En la misma línea, un 17.5% de personas no cuentan con internet y telefonía móvil, mientras que sólo un 25.6% tiene vigente un préstamo en alguna entidad bancaria. En Puno, únicamente el 36.6% de calles se encuentran adecuadamente pavimentadas, mientras que sus ciudadanos solo cuentan con un promedio de 12.8 horas de continuidad de agua. 

Gabriela Llontop Periodista y redactora

COMPARTIR NOTICIA