Senasa alertó sobre un brote de casos de influenza H5N1 en aves acuáticas silvestres desde hace algunos días, sin embargo, el virus ya ha infectado a aves domésticas. ¿Qué medidas está adoptando el gobierno para frenar esta ola de contagios?

El pasado 22 de noviembre se dio a conocer la alerta de emergencia sanitaria a nivel nacional por 180 días emitida por el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), entidad adscrita al Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego. Esto con el objetivo de mantener a la población alejada de especies enfermas o con síntomas del virus H5N1.

No obstante, una nueva alerta por 90 días se hizo oficial este 30 de noviembre, la cual fue publicada el martes 29 en una edición extraordinaria del Diario El Peruano, debido a que aves domésticas fueron infectadas en tiempo récord por este enemigo invisible.

Si bien esta alerta se hizo oficial tras la confirmación del fallecimiento de cientos de pelícanos en el litoral peruano, ahora el gobierno ha señalado que las aves domésticas como pollos, gallos, gallinas, pavos o patos pueden ser potenciales víctimas de la influenza.

Según lo señalado por el jefe de Senasa, Miguel Quevedo, existe la posibilidad de desabastecimiento si el número de casos se incrementa. Recordemos que estamos a puertas de navidad y, como es costumbre en el país, la venta de pavos se elevará para que cada familia pueda preparar diversas recetas en casa para la noche buena.

Si las aves de traspatio se enferman con el virus, las productoras avícolas se verán en un serio riesgo de frenar su producción. Esto no solo generaría graves pérdidas económicas para los empresarios que no podrán ofertar sus productos, sino que también generaría que el kilo de la carne de estas aves se incremente durante las próximas semanas.

El mismo escenario podría observarse con la venta de pollo en los mercados y principales centros de abastos del país. En medio de una crisis de fertilizantes y con un alto índice de personas en situación de inseguridad alimentaria, este sería un problema más que se suma a la lista.

Por el momento, epidemiólogos han sugerido evitar el ingreso a playas para no estar en contacto con aves muertas. Asimismo, el gobierno ha prohibido cualquier tipo de feria o exposición avícola o gallística hasta nuevo aviso.

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar