Las clases se suspendieron este miércoles y jueves en la región del sur del país para prevenir accidentes o actos violentos. Los agricultores exigen que el gobierno declaren en emergencia el agro por falta de fertilizantes y lluvias

Este miércoles 23 de noviembre se dio inicio al paro agrario en toda la región de Cusco. Esta medida fue organizada por los diferentes gremios agrarios y la Federación Universitaria del Cusco (FUC), Federación Agraria Revolucionaria Túpac Amaru Cusco (FARTAC) y la Confederación General de Trabajadores del Cusco (CGTP) debido a que el Ejecutivo no se comprometió a resolver sus demandas.

Cabe señalar que los agricultores exigen que el gobierno declare en emergencia el agro debido a los bajos niveles de producción que presenta esta campaña 2022-2023 por la falta de fertilizantes y lluvias.

Recordemos que la ineficiencia del gobierno de Pedro Castillo provocó que 3 procesos de compra de 44 toneladas de urea nitrogenada se caigan por diversas observaciones identificadas por la Contraloría. Esto provocó que los agricultores no cuenten con abono químico para su cultivos y que la producción de este año no sea la esperada. A esto se suma la falta de precipitaciones por el paso de La Niña Costera por el litoral de las costas peruanas. 

Por este motivo, los trabajadores del agro se manifiestan en contra de las autoridades de turno para reclamar por sus derechos y exigir que el Estado actúe lo más pronto posible. Para evitar futuros accidentes o actos de violencia, las autoridades departamentales de educación informaron que las clases se suspenderían hasta el viernes, mientras que Perú Rail afirmó que sus trenes dejarían de funcionar en la ruta Cusco-Machu Picchu durante ambos días.

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar