Ejecutivo plantea multas para aquellas empresas que permitan el retorno a funciones de trabajadores sindicalizados

Gabriela Llontop Publicado 2:14 pm, 16 Noviembre, 2022

La norma establece que las organizaciones que permitan el retorno de empleados sindicalizados a sus centros de funciones durante una huelga activa deben ser multadas. ¿Acaso esto no afecta el derecho laboral de los trabajadores?

A través del Decreto Supremo 014-2022-TR, el Poder Ejecutivo planteó una serie de modificaciones en el Reglamento de la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo. Sin embargo, actualmente ha presentado nuevos cambios que imposibilitan a las empresas ceder antes los requerimientos de trabajadores en situación de huelga.

Cabe señalar que estos cambios evitarían que los empleados asociados a sindicatos puedan retornar a sus centros de labores durante el tiempo que dure la protesta. Este hecho ha generado diversas opiniones de expertos, quienes señalan que el Estado estaría violando el derecho laboral a decenas de empleados peruanos.

Es preciso mencionar que estas nuevas sanciones permitirían que el gobierno imponga multas por hasta 53.52 UIT a aquellas organizaciones que permitan el ingreso a trabajadores pertenecientes a sindicatos durante un proceso de huelga activo.

Para Jorge Toyama, socio del Estudio Vinatea & Toyama, esta medida afecta directamente a las compañías y trabajadores, debido a que considera que las empresas requieren de sus empleados para cumplir con sus metas y objetivos diarios y que los trabajadores no deberían percibir una reducción de sus remuneraciones mensuales si están dispuestos a cumplir con su horario laboral. 

“Si un trabajador quiere regresar a su puesto de trabajo porque no quiere que le descuenten el sueldo, se le debería permitir”, señaló el especialista para Gestión.

No obstante, Pamela Navarro, directora de Atalla Legal, no opina lo mismo. Esto se debe a que, según explica la experta, los trabajadores afiliados a un sindicato deben cumplir con las manifestaciones y huelgas que estos inician, debido a que se supone que las protestas son organizadas por leyes o normas que les resultan injustas. 

En ese sentido, si un empleado quiere hacerse acreedor de beneficios obtenidos por la huelga debe participar de ella, de los contrario, debería desafiliarse a su sindicato.

COMPARTIR NOTICIA