DESTACADA INFORMATIVAS

BCR advierte desplome de la inversión minera en 2023 y un crecimiento pobre del PBI

El Banco Central espera una caída de 16.2%, ocho veces superior a lo estimado por el MEF, mientras que con un crecimiento económico de 3% que se proyecta no será posible reducir los niveles de pobreza y desempleo que aumentaron en Perú.

El proyecto minero Quellaveco implica una inversión de US$ 5.300 millones.

La inversión minera para el 2022 y 2023 no tiene un escenario alentador, producto de una creciente inestabilidad política e incertidumbre económica que genera la gobierno de Pedro Castillo por su incapacidad de trazar un rumbo claro y coherente de desarrollo.

Tras recuperarse en el año 2021 (23,1%), el Banco Central (BCR) estima que la inversión del sector minero registrará una caída de 3,7% este año y de 16,2% para 2023, ocho veces más a lo estimado por el MEF.

El presidente del BCR, Julio Velarde, dijo que la contracción estimada del próximo año se debe a que culmina la construcción del proyecto minero Quellaveco (US$ 5.300 millones), ubicado en Moquegua y desarrollado por la transnacional Anglo American.

“Para el próximo año la caída de la inversión minera será más importante pues el proyecto Quellaveco estaría terminando, pero esperamos que la inversión no minera se recupere a 4%, en gran medida por el consumo que mantiene cierto grado de dinamismo”, dijo Velarde en la presentación del reporte de inflación.

En general, todos los motores de la economía peruana están golpeados y casi sin combustible, mientras que el BCR también estima un crecimiento “pobre” para este año, en torno al 3%.

“Tenemos un crecimiento pobre. Crecer al 3% es pobre”, dijo Velarde, al señalar que espera que en el segundo semestre se recupere la producción minera, que cayó 2.6% entre enero y junio, por el inicio de operaciones de Quellaveco, precisamente.

Para reducir los niveles de pobreza y desempleo en el país, es necesario que la economía peruana crezca a tasas superiores al 5 % anual. 

A consecuencia de la crisis sanitaria y económica, la pobreza en Perú se elevó hasta un 30,2 % en 2020, un fuerte retroceso si se compara con los niveles alcanzados en prepandemia, cuando la tasa era de 20,2%.

“Si el Perú crece solo a 3% la cantidad de empleo que se va a generar es insuficiente lo que significa que los índices de pobreza se mantendrán. Con menos de 4% de crecimiento la pobreza no cae, con 5% cae algo, lo ideal es 6% para tener un impacto sostenido en la reducción”, dijo en RPP la exministra Carolina Trivelli.

Lee también:

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada

También te puede interesar