Premier Aníbal Torres usa a Hitler y Mussolini como “ejemplos” para lograr el desarrollo

Redacción Vigilante Publicado 11:28 am, 7 Abril, 2022

En Huancayo, el jefe de gabinete no tuvo mejor idea que alabar la figura del mayor genocida de la historia, al señalar que “convirtió a Alemania en la primera potencia económica del mundo”, lo cual además es una mentira histórica.

Un nuevo exabrupto del premier Torres que parece admirar a genocidas y dictadores.

El presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres, no encontró mejor manera que citar al genocida alemán Adolf Hitler para hablar de cómo un país puede encontrar las vías de desarrollo económico y social.

Durante su presentación en el IV Consejo de Ministros Descentralizado realizado en la región Junín, el premier inició su presentación explicando la importancia de tomar medidas para el desarrollo. En ese sentido, remarcó la necesidad de continuar con obras de carreteras e infraestructura.

Así, sostuvo que “sin infraestructura el país no puede desarrollarse. La vías de comunicación son como las venas en el ser humando para poder sobrevivir y avanzar”.

Tras ello, recordó una reunión entre los dictadores de Alemania, Adolf Hitler, y de Italia, Benito Mussolini, para mencionar cuál debe ser la hoja de ruta para ser una potencia mundial.

“Les pongo un ejemplo. Italia y Alemania era igual que nosotros pero en una oportunidad Adolf Hitler visita el norte de Italia y Mussolini le muestra una autopista construida desde Milán a Brescia. Hitler vio eso, fue a su país y lo llenó de autopistas, de aeropuertos y convirtió a Alemania en la primera potencia económica del mundo”, afirmó desde Junín.

Luego de ello, agregó que los peruanos “tenemos que esforzarnos, tenemos que hacer sacrificios para mejorar nuestras vías de comunicación, no solo las que conducen de una ciudad a otra sino también, aunque sea de momento, una buena trocha que conduzca desde la chacra hasta la vía de comunicación amplia para que el campesino pueda sacar sus productos”.

En reacción a este comentario, Iván Lanegra, de Transparencia, criticó que “el hecho de que el presidente del Consejo  de Ministros nombre la política de infraestructura de transportes de Mussolini y Hitler -enemigos de la democracia- para ponerla como ejemplo a seguir para alcanzar el desarrollo, es un nuevo nivel de insensatez”.

Por su parte, el periodista Fernando Carvallo también criticó los comentarios del premier pues es un insulto a las víctimas del genocidio judío. “Hubiéramos preferido que no haga mérito de las estadísticas de Hitler. Es un desatino que ofende a las 6 millones de víctimas del genocidio judío en Alemania. Y lo hace reiterando una mentira histórica de haber inventado las autopistas. Esto es una falsedad, está perfectamente establecido en Alemania. Lo que hizo Hilter es preparar al país para una guerra y es por eso que amplía las pistas haciendo trabajar a enfermos y enfermos mentales para permitir el desplazamiento militar. El premier debería informarse más para citar al dictador mas sanguinario del siglo 20”, criticó.

En efecto, como lo señala este artículo de la Deutsche Welle, medio estatal alemán, es una mentira histórica que la autopista haya sido un invento del nacionalsocialismo. “Hasta 1929, la construcción de carreteras en Alemania había fracasado por la crisis económica y la falta de capital. El país sufría el peso del desempleo, la hiperinflación y las indemnizaciones que tenía que pagar por la Primera Guerra Mundial”, señala la publicación.

 Fue Konrad Adenauer, entonces alcalde de Colonia, quien logró en 1932 inaugurar la primera vía entre su ciudad y Bonn, y no Hitler. “La autopista tenía 20 kilómetros y un límite de velocidad de 120 km por hora en tiempos en que los velocímetros apenas si alcanzaban los 60km/h”, recuerda el medio alemán. 

Medio año después de su inauguración, el régimen nazi la degradó a carretera regional y Hitler quiso atribuirse el mérito de haber inaugurado la primera autopista del país. Luego el aparato de propaganda nazi hizo su trabajo. “En las películas y las fotos que difundía se mostraba grandes contingentes de obreros trabajando en autopistas en las que las obras habían sido detenidas hacía ya rato. Estas imágenes marcaron la memoria de toda una generación. Los nazis habían logrado imponer su mito”, dice Deutsche Welle.

Luego, Torres quiso justificar su lamentable comparación. “Si habíamos puesto como ejemplo del progreso de Alemania en las vías de comunicación es un hecho real. Eso no quiere decir que Adolfo Hitler no sea considerado como un gran criminal y que todos aquellos que lo secundaron fueron procesados y sancionados por los gravísimos delitos que cometieron”, alegó.

Pero Embajada de Israel en Perú lamenta declaraciones del jefe de gabinete. Lamentamos que el discurso político peruano incluya a referentes como Hitler y Mussolini como ejemplo de prosperidad. Regímenes de muerte y terror no pueden ser una muestra de progreso”, señaló la legación en su cuenta de Twitter.

Luego la Embaja de Alemania hizo lo propio a través de sus redes sociales y se pronunció en este sentido:

DATO: Actualmente, la ley en Alemania impone hasta 3 años de pena privativa de libertad por ensalzar o glorificar el régimen nazi o a su líder.

COMPARTIR NOTICIA